(CNN) - La directora general adjunta de la ONG Oxfam renunció en medio de un creciente escándalo de crímenes sexuales que involucra a los trabajadores humanitarios de la organización en Haití y Chad.

Penny Lawrence es la primera ejecutiva de Oxfam en renunciar después de que surgiera el escándalo y las acusaciones de encubrimiento, la semana pasada.

Oxfam anunció la renuncia después de una reunión con funcionarios del Gobierno del Gran Bretaña, el lunes, en la que la organización hizo lo posible por mantener millones de libras en fondos públicos.

LEE: Violaciones, golpizas y prostitución forzada en Italia... el "sueño europeo" de una inmigrante africana

Los líderes de Oxfam están acusados ​​de tratar de ocultar el comportamiento de algunos de sus altos funcionarios en Haití, después del devastador terremoto de 2010 que mató entre 200.000 y 300.000 personas.

Oxfam, una de las ONG más grandes del planeta, envuelta en un escándalo sexual:

Los trabajadores humanitarios, incluido el director nacional de Oxfam en ese momento, Roland van Hauwermeiren, fueron acusados ​​de convertir una villa alquilada por la organización en un prostíbulo improvisado, con prostitutas que solo usaban camisetas de Oxfam.

El periódico inglés The Times fue el medio que hizo la denuncia en una investigación publicada a fines de la semana pasada.

"Me siento profundamente triste por anunciar que he renunciado a la función de directora general adjunta de Oxfam GB", dijo Lawrence en un comunicado.

Ella dijo que había tomado conciencia del comportamiento del personal en Chad y en Haití, y que "fallamos en actuar adecuadamente".

"Ahora está claro que estas acusaciones —que involucran el uso de prostitutas y que están relacionadas con el comportamiento tanto del director de país como de los miembros de su equipo en Chad— se plantearon antes de que se mudara a Haití", dijo, refiriéndose a van Hauwermeiren.

"Como directora del programa en ese momento, estoy avergonzada de que esto haya pasado bajo mi supervisión y asumo toda la responsabilidad".

Haití considera una acción legal

La secretaria de Desarrollo Internacional, Penny Mordaunt, advirtió este domingo que Oxfam podría perder millones de libras en fondos públicos debido al escándalo.

Oxfam recibió alrededor de 32 millones de libras esterlinas (unos 44 millones de dólares) del último año fiscal del Gobierno, de acuerdo con registros públicos.

Un vocero de Downing Street dijo el lunes que el Gobierno británico había tomado medidas para aplicar un "enfoque de tolerancia cero" a las denuncias de "horrible comportamiento" por parte del personal de Oxfam. No dio detalles sobre cuáles fueron las acciones.

Oxfam también podría enfrentar acciones legales en Haití. El país está considerando presentar cargos criminales, dijo este lunes el jefe de misión de Haití en el Reino Unido, Bocchit Edmond, a CNN. Edmond dijo que los representantes de Oxfam en Haití serían convocados por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

"Veremos el tema y esperamos que haya intercambio de información, y luego creo que hay razones para tomar acciones legales".

Sin encubrimiento, afirma Oxfam

Un segundo informe del Times dijo que Oxfam no advirtió a las organizaciones no gubernamentales sobre las acusaciones, lo que permitió que algunos de los acusados ​​consiguieran trabajos en otras agencias de ayuda.

La Comisión de Caridad del Reino Unido le dijo a CNN en una declaración que Oxfam informó a la agencia, en agosto de 2011, que se estaba llevando a cabo una investigación interna relacionada con comportamiento sexual inapropiado, intimidación, acoso e intimidación del personal. Pero Mordaunt dijo que la organización de ayuda no pudo revelar el alcance y los detalles clave del caso.

"Permitieron que las personas que habían emprendido actividades delictivas, los dejaran ir. No se lo dijeron a las autoridades judiciales, no se lo dijeron a su regulador y no se los dijeron a sus donantes", dijo Mordaunt a la BBC.

Oxfam no negó las acusaciones contra los miembros de su personal, pero negó un encubrimiento, diciendo que inició una rápida investigación interna después de conocer las acusaciones. Cuatro personas fueron despedidas y otras tres dimitieron, incluido Van Hauwermeiren, dijo la organización benéfica.

La política de Oxfam prohíbe los "actos abusivos o abusivos sexualmente perpetrados" por los empleados, incluido el pago por sexo.

Oxfam ha anunciado que reforzará los procedimientos de investigación del personal e introducirá una nueva línea de ayuda para denuncias como parte de un paquete de reformas.

"No es suficiente estar consternado por el comportamiento de nuestro personal: debemos aprender de ello y lo utilizaremos como un estímulo para la mejora", dijo la presidenta de Administración de Oxfam, Caroline Thomson, en un comunicado.

"La punta del iceberg"

El domingo, la agencia de ayuda dijo que había estado "conmocionada y consternada" al escuchar más denuncias sobre el uso de trabajadoras sexuales por parte del personal de Oxfam en Chad en 2006.

"Si bien no podemos corroborar la información de Chad en este momento, resalta nuevamente el comportamiento inaceptable de un pequeño número de personas y la necesidad de un enfoque sectorial para abordar el problema", dijo Oxfam en un comunicado.

Oxfam trabaja con los agricultores locales en Chad para mejorar sus cultivos y proporciona servicios de agua y saneamiento a refugiados en los campamentos locales, dice la organización en su sitio web.

Las acusaciones contra Oxfam en dos países diferentes han generado preocupación de que el problema de los crímenes sexuales por parte de los trabajadores humanitarios en el extranjero podría ser generalizado.

El predecesor de Mordaunt, Priti Patel, compartió sus preocupaciones sobre un encubrimiento y escribió en The Telegraph el lunes que el escándalo de Oxfam era solo "la punta del iceberg".

En una entrevista con Sky News, Patel dijo: "Hice mi propia investigación y tengo que decir que tuve muchos problemas en mi propio departamento... ese es el escándalo".

"La gente sabía sobre esto", dijo.

Patel renunció el año pasado después de hacer un viaje secreto a Israel y de mantener reuniones no reveladas con funcionarios israelíes, desencadenando una tormenta política. También dijo que los ciudadanos británicos acusados ​​de cometer actos indebidos mientras realizaban obras de caridad en el extranjero con fondos públicos deberían ser juzgados en el Reino Unido.

Oxfam es una de las organizaciones de ayuda más grandes y destacadas del Reino Unido, que opera programas de desarrollo en más de 90 países de todo el mundo.

Se autodenomina "un movimiento global de millones de personas que comparten la creencia de que, en un mundo rico en recursos, la pobreza no es inevitable".

La agencia también ofrece asistencia a personas después de emergencias y desastres.

Hilary McGann, Lindsay Isaac, Milena Veselinovic y Simon Cullen de CNN contribuyeron a este informe desde Londres.