Imágenes de un testigo de la explosión en Oruro del martes 13 de febrero.

(CNN Español) - La segunda explosión que se registró en Oruro, en menos de 72 horas, se trató de un atentado con más de tres kilogramo de dinamita, según informó el comandante general de la Policía de Bolivia Faustino Mendoza, citado por la Agencia Boliviana de Información, ABI.

Según el comandante las autoridades encontraron un contenedor de plástico y parte de un detonador en el lugar de la explosión que se registró este martes.

El ministro de Gobierno Carlos Romero dijo este martes que la más reciente explosión tiene unas características diferentes a las del sábado pasado, cuando en pleno Carnaval de Oruro, explotó una garrafa de gas que dejó un saldo de al menos seis personas y decenas de heridos.

“Las características de esta explosión son diferentes a las del día sábado. Una primera diferencia tiene que ver con provocación de un cráter relativamente de dimensión significativa en el piso y en segundo lugar se ha mencionado que se ha visto circular a algunos vehículos”, dijo Romero a la televisión pública citado por ABI.

En esta oportunidad los hechos dejaron cuatro muertos (dos adultos y dos niños) y al menos diez heridos, según ABI.

La explosión del 13 de febrero ocurrió a menos de 72 horas después de la primera que ocurrió en el Carnaval de Oruro el sábado pasado.

Policía y Ejército capturaron este martes a dos hombres y a una mujer, todos de nacionalidad boliviana, en relación con dicha explosión.

Las autoridades interceptaron un vehículo sospechoso de participar en la explosión en Oruro, una ciudad que queda a 230 kilómetros al sur de La Paz, según ABI.

La detonación afectó 20 casas contiguas y 5 coches aparcados en las cercanías, según ABI.

El presidente Evo Morales ordenó una investigación “rápida y exhaustiva” para conocer las causas de este evento.

Este miércoles el ministro de Defensa de Bolivia, Javier Zavaleta, no descartó que las dos explosiones fueran eventos coordinados.

“Hay cabos sueltos”, dijo refiriéndose a la explosión de la garrafa de gas el sábado.

Zavaleta también rechazó los mensajes que circularon en redes sociales sobre más de una explosión y supuestos autos desde los que se le disparaba a la gente.

"Preocupa el manejo de redes sociales en cuanto a información que sale el momento en que sucede la explosión, audios editados no son espontáneos", dijo el ministro de Defensa, citado por ABI.