(CNN) - Phil Mudd, analista de contraterrorismo de CNN, luchó este miércoles contra las lágrimas mientras escuchaba los sombríos detalles de último tiroteo escolar, una masacre en Marjory Stoneman Douglas High School en Parkland, Florida, que según las autoridades cobró la vida de más de 17 personas.

MIRA: Después del tiroteo en la Florida, los celulares sonaban sin parar junto a las víctimas

"Un hijo de Dios ha muerto", dijo el exagente del FBI, hablando en "The Situation Room" con el presentador Wolf Blitzer.

"¿Cómo podemos no admitir en este país que no podemos aceptar esto?" preguntó, ahogando las lágrimas.

"No puedo hacerlo, Wolf", agregó, rompiéndose. "Lo siento, no puedo hacerlo".

El tiroteo de Parkland, que comenzó poco antes de las 3 p.m. el miércoles, se encuentra entre los 10 tiroteos masivos más mortíferos en la historia moderna de los Estados Unidos.

LEE: Parkland, la ciudad donde ocurrió el tiroteo en la Florida, fue nombrada la más segura en 2017

Las víctimas incluyeron estudiantes y adultos, dijo el sheriff del condado de Broward, Scott Israel.

El sospechoso, el exestudiante de 19 años Nikolas Cruz, está bajo custodia, dijo el alguacil. Cruz fue expulsado por razones disciplinarias no especificadas, y la policía está investigando su perfil digital, dijo Israel. Hasta el momento, lo que han encontrado es "muy, muy perturbador", dijo.

"Es un día horrible y horrible", dijo Israel. "Solo reza por esta ciudad. Ora por esta escuela, los padres, las personas que perdieron la vida".

MIRA: ¿Quién es Nikolas Cruz, el sospechoso del tiroteo en la Florida?

"¿Cómo podemos no admitir en este país que no podemos aceptar esto?"

Phil Mudd