(CNN) - Corea del Norte aceptó abstenerse de realizar pruebas nucleares y de misiles mientras entablaba un diálogo con Corea del Sur, dijo este martes el jefe de seguridad nacional de Seúl, Chung Eui-yong, luego de regresar de una reunión con el líder norcoreano Kim Jong Un.

Chung agregó que Pyongyang también expresó su disposición a hablar con Estados Unidos "en un diálogo abierto para discutir el tema de la desnuclearización y para normalizar las relaciones con Corea del Norte".

MIRA: El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, se reúne con funcionarios de Corea del Sur, dice Seul

Chung dijo que, como parte del diálogo, las dos Coreas celebrarían una cumbre el mes próximo, la primera de su tipo en más de una década.

La última cumbre intercoreana fue en 2007, cuando el presidente de Corea del Sur Roh Moo-hyun se reunió con el padre de Kim, el fallecido líder norcoreano Kim Jong Il.

La reunión se llevará a cabo en la Casa de la Paz de Panmunjom en el lado surcoreano de la zona desmilitarizada que divide a los dos países, dijo Chung.

MIRA: ¿Envía Corea del Norte suministros para armas químicas a Siria?

Pyongyang y Seúl también abrirán una línea directa de comunicación que permitirá a Kim y al presidente del sur de Corea, Moon Jae-in, hablar directamente.

Moon envió a Chung y otros cuatro altos funcionarios del gobierno a Pyongyang el lunes, cuando se reunieron con Kim y algunos de sus principales ayudantes.