(CNN) — Hace menos de dos semanas, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se burlaba del senador republicano Pat Toomey por "temer a la NRA" (siglas del nombre en inglés de la Asociación Nacional del Rifle). Ello, porque su propuesta bipartidista de control de armas no incluía una disposición para elevar la edad, de 18 a 21 años, para acceder a ciertos tipos de armas de fuego.

El domingo por la noche, Trump reveló su propuesta sobre armas de fuego tras el tiroteo en Parkland, Florida, que dejo 17 muertos. ¿Adivinas lo que quedó fuera de estar propuesta? Sí, nada sobre elevar la edad mínima para comprar algunos tipos de armas.

Esto tuiteó Trump sobre la propuesta:

"La Casa Blanca respaldará totalmente una mejora muy sólida y el fortalecimiento de las verificaciones de antecedentes. La legislación avanza. Los aceleradores de disparos desaparecerán pronto. Los maestros expertos altamente entrenados podrán llevarlas, sujetos a la Ley. Guardias armados ¡Bien, disuasivo! Límites de edad de 18 a 21 años, ver casos judiciales y fallos antes de actuar. Los estados están tomando esta decisión. Las cosas se están moviendo rápidamente en esto, pero no hay mucho apoyo político (por decirlo suavemente)".

Entonces, la razón por la que no presionó para incluir el aumento de la edad para comprar cierto tipo de armas fue porque él está "viendo casos judiciales y fallos antes de actuar". ¿O es, como continúa Trump, que "no hay mucho apoyo político" para elevar la edad para la compra de armas?

Sobre la primera razón: hay demandas entabladas contra Dick's y Walmart, que aumentaron la edad para comprar rifles a 21 después de los asesinatos de Parkland. Y la NRA ha demandado a Florida para bloquear la parte de su nueva ley que eleva la edad de compra de armas a 21 años. La NRA dice que eso viola las enmiendas segunda y decimocuarta.

MIRA: ¿Qué es la Asociación Nacional del Rifle (NRA) y por qué es tan poderosa en Estados Unidos?

Pero esos pleitos no son necesariamente un impedimento para que la Casa Blanca ponga su atención en una propuesta para aumentar la edad de compra de armas si lo quisiera. Es como una cortina de humo decir que la legislación pendiente ata de manos a Trump. Si Trump deseaba aumentar la edad para comprar armas, pudo hacerlo. El litigio es, en el mejor de los casos, una preocupación secundaria.

Lo que me lleva al segundo punto de Trump: que elevar el límite de edad carece de apoyo público. Esto no es verdad.

Un sondeo de CNN con SSRS elaborado el pasado mes mostraba que el 71% de los encuestados apoyaba aumentar la edad mínima a los 21 años para comprar armas. Este apoyo era más fuerte entre los demócratas (86%), pero más de seis de cada diez de los independientes (67%) y republicanos (61%) también está a favor de prohibir la venta de armas a menores de 21 años.

Cuando Trump dice que aumentar la edad mínima para comprar un arma no tiene apoyo político, lo que realmente está diciendo es que no tiene el apoyo de la NRA o de aquellos dentro de sus bases que ven cualquier tipo de infracción en los derechos de la Segunda Enmienda como el comienzo de una pendiente resbaladiza sobre la compra de armas.

Tan pronto como Trump avanzó en su idea de aumentar la edad mínima para comprar armas, la NRA mostró su rechazo rápidamente.

MIRA: La propuesta de Trump: armar a profesores, reforzar la seguridad y eliminar las zonas libres de armas

"Las propuestas legislativas que impiden a adultos respetuosos de la ley de 18 a 20 años adquirir rifles y escopetas les privan de su derecho constitucional a la autoprotección", dijo la directora de Asuntos Públicos de la NRA, Jennifer Baker.

Luego, a finales de febrero, Trump almorzó en la Casa Blanca con varios altos funcionarios de la NRA, quienes que le dieron un mensaje directo para que deje el límite de edad fuera de cualquier medida de control de armas en respuesta al tiroteo de Parkland.

Y ahora, esto. Una propuesta que se centra principalmente en "endurecer" las escuelas y armar a los maestros. Y deja totalmente afuera el aumentar el límite de edad para comprar ciertas armas de fuego.

Esa omisión no se debe a juicios pendientes relacionados con el aumento del límite de edad. Y definitivamente no es porque no haya apoyo público para tal propuesta, ¡incluso lo hay entre los republicanos!

Es porque la NRA no la quería allí. Y Trump siempre está poniendo en primer lugar su base de apoyo, de la cual la NRA y los votantes que defienden la Segunda Enmienda son una gran parte.

"Soy un fanático de la NRA", dijo Trump hace 11 días. "Quiero decir, no hay un fan más grande. Soy un gran fanático de la NRA".

Acaba de demostrarlo.