(CNN) - El sospechoso de provocar una ola de ataques con bombas en Austin se suicidó dentro de su automóvil con un artefacto explosivo en la madrugada de este miércoles cuando fue rodeado por las autoridades, dijo la policía.

En las últimas 36 horas, la policía recibió información que los condujo a una persona de interés, quien finalmente se convirtió en sospechosa.

MIRA: Explosiones de paquetes en Austin dejan dos personas muertas

Las explosiones mataron a dos personas y dejaron a la capital de Texas aterrorizada por 19 días.

Los equipos de vigilancia rastrearon el vehículo del sospechoso hasta un hotel en Round Rock, al norte de Austin. Mientras la policía esperaba en unidades tácticas, el vehículo salió del hotel.

El equipo de armas y tácticas especiales (SWAT) se acercó al vehículo y el sospechoso detonó una bomba, matándose a sí mismo e hiriendo a un miembro de SWAT.

Desde que los ataques comenzaron el 2 de marzo, los investigadores buscaban pistas frenéticamente y calificaron al presunto atacante como un "bombardero serial" que cambiaba cada vez más las tácticas.

Lo que sabemos:

El sospechoso es un hombre de 24 años blanco y las autoridades no saben si actuó por su cuenta o cuál es su motivo
Es responsable de los incidentes en Austin, dijo el jefe de la policía de la ciudad Brian Manley
Manley instó a los residentes a estar muy atentos, pues dice que no se sabe dónde estuvo en las últimas 24 horas y si envió paquetes adicionales
El presidente Donald Trump tuiteó felicitando a las autoridades por su trabajo

El alcalde de Austin, Steve Adler, dijo que mientras la investigación policial está en curso, los residentes en su ciudad están aliviados y agradecidos por la aplicación de la ley.

"Hay una sensación de alivio en esta comunidad, así como gratitud extrema y gracias por este ejército de agentes de la ley que han estado aquí", le dijo a CNN.