Holbox, Quintana Roo, México.

(CNN) - Holbox es una pequeña y esbelta isla situada al norte de la península de Yucatán, en el Golfo de México. Los mexicanos siempre han conocido este refugio, pero la fama de su belleza y tranquilidad ha comenzado a traspasar las fronteras.

Aunque está en el estado de Quintana Roo, no muy lejos de Cancún y Playa del Carmen, el ambiente de Holbox es más de andar descalzo por la playa que de vida nocturna. Si eso no fuera suficiente incentivo, también es un destino maravilloso, con aguas claras color turquesa por donde quiera que mires.

Cómo llegar

Los transbordadores desde el pueblo de Chiquilá operan durante todo el día y no suele ser necesario hacer una reserva con antelación. Sin embargo, llegar a Chiquilá puede ser un desafío si no puedes o no quieres conducir.

Hay dos autobuses diarios desde Playa del Carmen, y los taxis serán caros. Si vas en auto, el viaje a Chiquilá es de 2 a 3 horas (dependiendo del tráfico y si tomas la autopista de peaje o las carreteras locales), y el ferry es solo para pasajeros, por lo que deberás dejar tu automóvil en tierra.

En general, la mejor opción es comprar un paquete de una compañía de viajes como Holbox Adventures, que te recogerá en Cancún en el aeropuerto o en un hotel de la zona turística, te llevará a la terminal del transbordador y te encontrará en el otro lado para llevarte al hotel, todo por unos 145 dólares por persona (aunque es muy posible que compartas el vehículo con algunas otras personas).

Varios hoteles de la isla también ofrecen este servicio de puerta a puerta, así que pregunta cuando reserves.

La buena noticia es que una vez que llegas a Holbox, es fácil desplazarte por tu cuenta a pie o en bicicleta.

El entorno

Holbox es una isla pequeña que mide unos 43 kilómetros de largo y un kilómetro y medio de ancho, y solo tiene cerca de 2.000 residentes permanentes.

Muchos aman la vida simple, pero esa forma de vida simple a veces puede tener un precio: los servicios de saneamiento a veces son gravados por la gran cantidad de visitantes en temporada alta, y no es inusual que fallen la luz o el internet por varios días si llueve mucho.

Aún así, este último escenario es aceptable para los viajeros que intentan “desconectarse” por un tiempo.

Los caminos en Holbox son estrechos y no están pavimentados, lo que significa que la principal forma de desplazarse es en un carrito de golf (los de color amarillo son taxis y puedes pararlos como lo harías en cualquier otro lugar del mundo) .

Los peatones y ciclistas tienen el derecho de paso, no obstante debes estar atento a la presencia ocasional de camionetas que giran en una esquina cerrada o que no tienen suficiente espacio para esquivarte.

Holbox es un gran destino para el arte callejero. Muchas casas están pintadas en colores brillantes, y no es raro que los negocios locales pinten a mano los letreros o la decoración de sus restaurantes y tiendas. Además, los visitantes artistas a menudo dejan su propio trabajo como recuerdo. Para ver arte callejero, simplemente comienza a caminar, nunca sabes lo que vas a encontrar.

"Livin' la vida playa"

Una vez que llegas a Holbox, no sientas culpa por no hacer absolutamente nada.

Cada cuadrante de la isla es ligeramente diferente en términos de terreno, y el agua tibia es ideal para nadar. A lo largo de la costa norte, el agua a menudo es tan tranquila que se siente como una cálida bañera.

Hay tramos de bancos de arena visibles durante la marea baja, y la mayoría de los adultos simplemente pueden comenzar a caminar desde la playa hacia el banco de arena, el agua no rebasa la cintura.

Si quieres pasar el día en una palapa leyendo un libro, Holbox es el lugar perfecto para eso. Pero si quieres practicar paddleboarding, nadar, caminar, hacer yoga, kayak o snorkel, también hay mucho espacio para eso.

Muchos de los sitios más hermosos se encuentran a lo largo de la costa noroeste de la isla, cerca de Punta Mosquito.

Verás algunas estructuras destartaladas a punto de caer al mar, hamacas o columpios que están a solo centímetros sobre el nivel del agua en marea alta y letras brillantes que rezan "Holbox". Como cabe esperar, son todos excelentes lugares para Instagram, y es difícil tomar una mala foto en Holbox con tanta belleza a la mano.

Comer y beber

El estilo de vida sencillo de Holbox significa que los madrugadores pueden querer planificar con anticipación si les gusta comer a primera hora de la mañana.

Le Jardin es una cafetería y panadería francomexicana que abre a las 9 am, lo que significa que casi siempre hay cola y se anima a los visitantes a compartir el espacio de la mesa con un nuevo amigo. En el estilo francés, el propietario Stephane hornea diariamente y cuando el pan se agota, se agota, lo que significa que querrás apurarte si te encantan los cruasanes, las napolitanas y otras delicias.

Cuando comience el calor de la tarde, visita Ángeles y Diablitos en la plaza principal para un helado casero o una cerveza fría (tienen una buena selección de cervezas artesanales mexicanas, incluida la marca Cerveza Pescadores de Quintana Roo).

Para una cena de lujo, Los Peleones en la plaza principal ofrece marisco fresco y pasta además de una temática de lucha libre. En la misma calle se encuentra el Restaurante Colibrí, que destaca por sus especialidades diarias de mar y su café hiperfuerte, así como por su decoración.

Le Jardin, Calle Lisa 2, Holbox, 77310 Holbox, Q.R., México, +52 984 115 8197

Ángeles y Diablitos, Calle Porfirio Díaz 3760, Holbox, Q.R., México

Los Peleones, Calle Tiburón Ballena, Holbox, Q.R., México +52 984 120 9685

Restaurante Colibrí, Calle Tiburón Ballena & Calle Porfirio Díaz, Holbox, Q.R., México

Dónde dormir

Una cosa que no encontrarás en Holbox son esos grandes edificios de cadenas hoteleras. Si deseas una experiencia de lujo sin pretención, Holbox Dream es una buena apuesta. Su céntrica ubicación te permite caminar casi a cualquier lugar, y hay suficientes palapas frente a la playa para que todos tengan la suya.

Para una opción más lejana, el Hotel Villas Flamingos está en el extremo noreste de Playa Holbox, donde el agua se vuelve color melón y el terreno se siente más como una selva tropical.

Y si realmente quieres entregarte a la vida simple, Casa Bárbara está a solo cinco minutos a pie de la terminal del transbordador y la plaza, con habitaciones sencillas, una pequeña piscina y una decoración de temática náutica.

Holbox Dream, Calle Pedro Joaquín Codwell Mza. 19, 77310 Isla de Holbox, Q.R., México, +52 984 875 2433

Hotel Villas Flamingos, Calle Paseo Kuka S/N, Playa Norte Holbo, 77310 Isla Holbox, Q.R., México, +52 984 875 2167

Casa Bárbara, Av. Tiburón Ballena, 77310 Holbox, Q.R., México, +52 984 875 2302