(Crédito: Catherine Ivill/Getty Images)

(CNN Español) - Roma es una fiesta. El Barcelona no jugó como juega: desdibujado, perdido, cayo goleado 3-0 y se quedó sin Champions.

La Roma, que no era favorito y venía de perder 4-1 en Barcelona, es semifinalista de la Champions. Fue una remontada épica de la Roma, tan épica como la debacle culé.

Fue 4-4 en el global, con la ventaja del gol visitante. Los goles los marcaron Dzeko, De Rossi (penal) y Manolas.

Tampoco fue el día para otro catalán favorito: Pep Guardiola y su Manchester City cayeron ante el Liverpool en casa y, después de la goleada en el partido de ida sufrida por los citizens, también quedaron por fuera.

Manchester City abrió el marcador con un gol de Gabriel Jesús, pero la estrella del Liverpool, Mohamed Salah, empató el partido y luego Roberto Firminho se encargó de sellar la clasificación de los británicos.