Beijing (CNN) - La República Dominicana rompió sus vínculos con Taiwán y se asoció con China, con lo que se redujo a menos de 20 el número de países que mantienen relaciones formales con el gobierno en Taipei.

En una ceremonia organizada apresuradamente, el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, y su homólogo dominicano, Miguel Vargas, firmaron un acuerdo después de que el país caribeño cortara formalmente lazos con Taiwán.

"Establecer vínculos diplomáticos con China supone enormes oportunidades potenciales sin precedentes para el desarrollo de la República Dominicana", dijo Wang.

China se niega a tener relaciones diplomáticas con cualquier país que reconozca a Taiwán, una isla autónoma y democrática frente a la costa sudeste de China y que Beijing considera parte integral de su territorio.

Taipei reaccionó con malestar ante la noticia, que dejó a la isla con 19 aliados diplomáticos en todo el mundo, en su mayoría países pequeños y pobres del Pacífico y el Caribe. De hecho, República Dominicana era uno de los aliados más grandes que le quedaban a Taiwán.

"La República Dominicana ha ignorado nuestra larga asociación, los deseos del pueblo de la República Dominicana y los años de asistencia de desarrollo proporcionados por Taiwán para aceptar falsas promesas de inversión y ayuda por parte de China", dijo a la prensa el ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán, Joseph Wu.

Beijing y Taipei tienen una larga historia de rivalidad en su carrera en busca de oportunidades económicas y apoyo diplomático de gobiernos de todo el mundo. Sin embargo, con el rápido crecimiento del poder económico y político de China, la balanza está cada vez más inclinada a favor de los chinos.

El año pasado, en otro golpe importante a Taiwán, Panamá cambió el reconocimiento diplomático de Taipei a Beijing. También hay fuertes indicios de que el Vaticano, el aliado de más importancia simbólica que le queda a Taiwán, podría hacer lo mismo en un futuro cercano.