(CNN) - Atacantes suicidas hicieron detonar bombas en tres iglesias cristianas en Indonesia, país de mayoría musulmana, la mañana del domingo, con un saldo de al menos 7 personas muertas y decenas lesionadas, dijo la policía. 

La policía cree que un hombre, su esposa y sus cuatro hijos perpetraron el ataque, dijo el domingo el funcionario policial de mayor rango del país.

Entre los atacantes están las dos hijas de la pareja, de 9 y 12 años, dijo el general Tito Karnavian, el funcionario policial de mayor rango en Indonesia.

Reportes previos indicaban que al menos 10 personas habían fallecido en los ataques del domingo, pero Karnavian dijo durante una conferencia de prensa que eran siete las víctimas mortales.

Los seis atacantes también murieron, dijo Karnavian. Los investigadores creen que los padres pertenecen a Jamaah Ansharut Daulah, un grupo terrorista que presta su apoyo a ISIS en Indonesia, dijo el general de la policía.

El brazo informativo de ISIS reivindicó los ataques, que tuvieron lugar en Surabaya, un puerto en la costa este de la isla de Java.

En un comunicado publicado en internet, la agencia Amaq de ISIS dijo que al menos 11 personas habían fallecido y que había 41 heridos. El grupo no ofreció ninguna prueba para sustentar la reivindicación, ni las autoridades o fuentes de seguridad han verificado su autenticidad.

Cronología de los hechos

De acuerdo con la cronología de los eventos ofrecida por Karnavian, que no coincide con la secuencia dada previamente por el portavoz de la policía Frans Barung Mangera, el padre de familia, identificado como Dita Sopriyanto, condujo una camioneta hacia la Iglesia Cristiana Indonesia, donde dejó a su esposa Puji Kuswat y a sus hijas de 9 y 12 años.

La esposa y las hijas entraron e hicieron estallar una bomba, dijo Karnavian.

El padre condujo luego la camioneta a la Iglesia Central de Pentecostés, donde, desde el interior del vehículo, detonó otra bomba frente al templo.

Al mismo tiempo, dijo el general, los hijos de Sopriyanto fueron en motocicleta a la Iglesia Católica de Santa María, donde también hicieron detonar bombas. De acuerdo con imágenes de cámaras de seguridad, la bomba en esa iglesia estalló a las 7:08 a.m. hora local (8:08 p.m. ET del sábado).

Evidencia forense indica que las bombas estaban sujetas a los cuerpos de los atacantes, dijo Karnavian.

En la casa de la familia, los investigadores encontraron tres cajas de plástico que contenían bombas de tubo, dijo Rudi Setiawan, gran comisionado de la policía de Surabaya. Un escuadrón antibombas realizó una explosión controlada de esos dispositivos, dijo.

Los investigadores también hallaron "pólvora negra" en la casa y los agentes decomisaron libros y documentos del lugar, dijo Setiawan.

 

En El Vaticano, el papa Francisco pidió por las víctimas de los ataques durante su audiencia semanal en la Plaza de San Pedro.