Sigue la cobertura de la boda real

(CNN) - Cuando se le pidió que respondiera a un informe de TMZ de que el padre de Meghan Markle ya no asistirá a su boda del 19 de mayo con el príncipe Enrique, el Palacio de Kensington emitió la siguiente declaración:

"Este es un momento profundamente personal para la Sra. Markle en los días previos a su boda", dijo el lunes un portavoz del Palacio de Kensington. "Ella y el príncipe Enrique piden una vez más que haya comprensión y respeto a la Sr. Markle en esta difícil situación".

Imágenes del padre de Meghan Markle en un cibercafé visitando un sitio web que mostraba a su hija, que desató un sentimiento conmovedor en las redes sociales la semana pasada, supuestamente fueron escenificados, dijo su media hermana a una cadena británica el lunes.

Thomas Markle ha sido objeto de muchos reportes poco favorecedores en tabloides británicos.

La media hermana de Meghan Markle, Samantha Markle, dice que le dijo a su padre, Thomas Markle, que trabajara con una agencia de fotografía para las recientes tomas de paparazzi para que el mundo lo viera en una "luz respetable".

MIRA: El consejo de Rihanna a Meghan Markle y el príncipe Enrique para su noche de bodas

El domingo, The Mail publicó lo que dijo eran imágenes de cámaras de seguridad que mostraban a Thomas Markle llegando a un café internet con un fotógrafo.

En una entrevista con el programa 'Loose Women' de la cadena británica ITV el lunes, admitió ser "completamente la culpable".

Cuando se le preguntó si había habido un pago, ella dijo que no sabía pero que creía que no.

"Dije que el mundo no tiene idea de que te estás poniendo en forma y haciendo cosas saludables. No te fotografían comprando verduras y agua, te fotografían de la manera menos favorecedora posible", dijo Samantha Markle.

"Dije que realmente necesitas mostrarle al mundo que te estás poniendo en forma y haciendo cosas buenas y saludables. Así que lo sugerí y hubo un gran escrutinio porque estaba motivado por el dinero, no fue así", dijo.

Cuando se le preguntó si su padre había recibido algún pago por las fotos, Markle dijo que no lo creía, pero que no podía decirlo con certeza.

"No lo creo, ese no fue el motivo por el que fue mi sugerencia", dijo. "No tengo idea, pero si lo hizo, voy a suponer que fue una miseria, no pagan tanto. Realmente fue para que el mundo pudiera verlo haciendo las cosas saludables".

La hermana de Meghan Markle continuó diciendo que a los 73 años, su padre es "un poco más frágil" y acusó a los medios de aprovecharse de él.

"Siento que los medios de comunicación han sido injustos con él y que ha sido realmente admirable que él haya permanecido bajo el radar y no hablar sobre ciertas cosas", dijo Markle. "Simplemente quería que se lo viera con luz respetable y eso no se hizo".

Meghan Markle, una mujer mestiza de 36 años, ha captado la atención internacional mientras se prepara para convertirse en la familia real británica más reciente.

La actriz estadounidense es, como su novio, el príncipe Enrique, es hija de una pareja divorciada. Thomas Markle y su madre, Doria Ragland, se conocieron en un estudio de Hollywood a fines de la década de 1970, donde trabajaba como director de iluminación y ella era una empleada temporal.

Sus padres se separaron cuando Meghan era joven, pero este año le dijo a Vanity Fair que se mantienen en buenos términos e incluso toman vacaciones juntos como una familia. A principios de este mes, el Palacio de Kensington anunció que Thomas Markle tenía previsto llevar a Meghan por el pasillo en su boda.

Sin embargo, se informó que Markle le dijo a TMZ que ya no asistiría a la boda para evitar avergonzar a la familia real y a su hija, y dijo que pensaba que las fotos eran "estúpidas y torpes". El informe también cita a Markle diciendo que los paparazzi se le acercaron para tomar las fotos.

CNN se comunicó con Thomas Markle para comentar por teléfono y correo electrónico, pero aún no recibió una respuesta.

Max Foster de CNN, Sebastian Shukla y Hannah Richie en Londres contribuyeron a este informe