Este lugar es una escuela en la mañana y un bar en la tarde

Un negocio en México cambió su formato radicalmente con el fin de ayudar a niños a recuperarse después del terremoto. Se trata de un restaurante que en la mañana funciona como escuela, alojando a 35 niños y en la tarde sigue sus funciones como un bar.