¿Cuál es el estado de salud de la economía brasileña?

La respuesta depende de a quién se le pregunte. Mientras las cifras oficiales dan cuenta de una prolongada recesión y en las calles la crisis se siente con fuerza, el gobierno tiene espacio para el optimismo.