Este puede que sea el saludo presidencial más incómodo de todos

21 líderes internacionales, incluido Donald Trump, posaron para una extraña foto grupal en la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, en Filipinas.