CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Retrato de Elizabeth Taylor por Warhol subastado en casi 27 millones de dólares

Por Juan Andrés Muñoz

Un retrato de la actriz Elizabeth Taylor por Andy Warhol recaudó 26.962.500 dólares en una subasta realizada el jueves.

Otras tres piezas de Warhol –Flowers, Third Eye y Witch– también fueron vendidas en la subasta llevada a cabo por Phillips de Pury & Co., en Manhattan. Cada una se vendió por 8.146.500 dólares, 7.026.500 dólares y 2.658.500 dólares, respectivamente.

Taylor falleció en marzo a los 79 años.

Liz #5 (1963) no se acercó a romper el récord de un Warhol –su Green car crash-Green burning car I (1963) se vendió por más de 71 millones de dólares– pero sí se acercó el precio de venta de más 23 millones de dólares de Liz (1963), cuando fue subastada en la casa Christie’s en 2007.

La serigrafía, que es una de una serie de obras de Warhol que celebran a la actriz estadounidense, fue ofrecida por el coleccionista de arte y financiero de fondos de cobertura Steve Cohen.

Antes de su venta, Liz #5 provocó un gran interés en el mundo del arte, dijo Michael McGinnis, quien encabeza el departamento contemporáneo en Philips de Pury & Co. Él supone que la muerte de Taylor trajo un renovado interés por la pieza, pero que su creador la hace valiosa por sí misma.

“En cuanto a su procedencia impecable y la calidad de la serigrafía, tiene cualidades perfectas”, dijo McGinnis acerca de la obra.

Antes de su adquisición en 2007 por un precio no revelado, Liz #5 pertenecía a la famosa comerciante y coleccionista Ileana Sonnabend, quien fue una admiradora de Warhol.

A principios de los años 60, Warhol, que estaba enamorado de la imagen glamorosa y bella de las estrellas de Hollywood, comenzó su serie de obras presentando productos icónicos y celebridades, como Elvis Presley, Marilyn Monroe y, por supuesto, Taylor.

En 1963, Taylor ya era una gigante de Hollywood, con películas como Cat on a Hot Tin Roof (1958) y Butterfield 8 (1960), por la que ganó un Oscar, impulsándola a las alturas de la fama.

La película Cleopatra (1963) catapultó a Taylor más que sus romances fuera de la pantalla, monopolizando las revistas de chismes de Hollywood.

Liz #5 es una imagen de serigrafía de tinta y acrílico sobre lienzo. De 40 por 40 pulgadas, revela la cara de Taylor cuando ella ya estaba presente en la cultura americana. Aparece en un fondo azul turquesa, su piel un color rosa brillante, sus inconfundibles ojos pintados de violeta y sus labios en rojo.

La colorida serie Liz incluye 13 piezas.

Tan simple como pueda parecer, el proceso de imagen serigráfica que Warhol utilizó era muy raro y nuevo en 1963, dijo Tony Shafrazi, artista y dueño de una galería.

Para Shafrazi, la obra de Warhol refleja el formato de cadena de montaje que la experiencia estadounidense estaba proyectando al mundo en ese momento. Y pese a los elementos de producción masiva de Estados Unidos, la obra de Warhol tiene la intención de mostrar que cada elemento es independiente del otro, a pesar de su similitud.

Shafrazi dijo que cuando conoció a Taylor hace años, la actriz, quien alguna vez le dijo a la periodista Barbara Walters, que odiaba a ser llamada Liz, dijo que le gustaban las pinturas de Warhol.

(Leigh Remizowski de CNN contribuyó a este reporte)