Los talibanes atacan un convoy del consulado de EE.UU. en Pakistán

El talibán se atribuyó la responsabilidad de un ataque realizado este viernes contra un convoy del consulado de Estados Unidos, en el noroeste de Pakistán, como una nueva represalia por la muerte de Osama bin Laden.

Un coche bomba fue dirigido contra los vehículos en Peshawar, donde murió una persona e hirió a otras 11 personas, informó la policía.

El atentado es el último de una serie de ataques en el país, a raíz de una incursión hecha este mes por un comando de Estados Unidos para eliminar al líder de Al-Qaeda.

En una llamada telefónica a CNN, un portavoz talibán dijo que el atentado con un coche bomba a control remoto también fue una represalia por las continuas operaciones militares contra el grupo.

El coche bomba, cargado con 50 kilogramos de explosivos, estalló cuando los coches pasaron por el consulado en Peshawar, señaló Liaqat Ali Khan, jefe de la policía.

No estaba claro si los vehículos fueron parados o si se encontraban en movimiento en el momento, agregó.

La explosión mató a un motociclista que pasaba, dijo Ibrar Khan, funcionario de la policía de Peshawar. El motociclista fue identificado como un residente local, y no un atacante suicida.

Sin embargo, un portavoz de la embajada de EU dijo que éste se trataba de un terrorista suicida, que se detonó a sí mismo junto a uno de los dos vehículos del convoy que se dirigía al consulado.

La explosión hirió a dos empleados del gobierno de Estados Unidos, mencionó el vocero Alberto Rodríguez. Señaló que los empleados sufrieron heridas leves.

Otras nueve personas, descritas como transeúntes, resultaron heridas en la explosión, agregó Khan.

Peshawar está a unos 90 kilómetros al oeste de la capital, Islamabad.

Nasir Habib contribuyó con este informe.