CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Video

Los manuscritos del Mar Muerto… en Google

Por Juan Andrés Muñoz

En una síntesis perfecta de los avances del siglo XXI y la tecnología de vanguardia de otra era, a partir de esta semana los usuarios de Internet pueden, por primera vez, utilizar la tecnología de búsqueda y escaneo de Google para examinar cinco manuscritos del Mar Muerto.

Google y el Museo de Israel dieron a conocer el proyecto el lunes en Jerusalén con el lanzamiento de un sitio de Internet que permite al usuario interactuar con estos antiguos textos de una forma que hace unos años sería inimaginable.

“Con la alta resolución, puedes examinar los manuscritos de una manera cómoda: ampliarlos, hacerlos más grandes, traducirlos al inglés y buscar por las palabras, frases o versículos que quieras buscar”, explicó James Snyder, director del Museo de Israel. “Realmente permite una investigación interactiva del material”.

Compuestos por más de 30.000 fragmentos de 900 manuscritos, los rollos del Mar Muerto son considerados por muchos historiadores como uno de los más importantes hallazgos arqueológicos de la historia.

Los manuscritos, que están hechos de cuero, papiro y cobre, fueron descubiertos en 1947 por un pastor nómada en una cueva cerca del Mar Muerto. Años después se descubrieron más fragmentos.

Estos textos, que tienen más de 2.000 años, revelan detalles sobre el desarrollo del judaísmo durante el período helenístico y aportan importantes pistas sobre la relación entre los primeros cristianos y las tradiciones religiosas judías.

El Museo de Israel cuenta en su colección con ocho de los manuscritos más completos y mejor conservados. Snyder dijo que el museo comenzó a trabajar con Google en el proyecto hace seis meses.

“Es un proceso más simple que antes”, explicó Snyder. “Con la tecnología de las cámaras de hoy, obtener estas imágenes de alta resolución no es tan difícil”, agregó.

Snyder espera que al poner a disposición de la gente esta colección atraiga más visitantes al museo y facilite el acceso a los conceptos que recogen estos importantes textos.

“Reduce la formidable distancia entre un individuo en el mundo y un objeto de una importancia única”, comentó.

En el caso de Google, no es la primera vez que la empresa utiliza su tecnología en objetos históricos. Hace un año, la empresa anunció su colaboración con la Autoridad de Antigüedades de Israel para escanear y catalogar su colección de fragmentos de los manuscritos del Mar Muerto, y también colaboró con el Museo del Holocausto, Yad Vashem, para llevar a la red su colección de fotos.

Yossi Matias, jefe de investigación y desarrollo de Google en Israel, dice que estos proyectos están en línea con la misión de la empresa.

“Nuestro mayor objetivo es llevar toda la información de la herencia cultural y ponerla a disposición en la red”, declaró. “Conectamos a gente de todo el mundo con los manuscritos… en cierta forma, se establece una relación entre la gente (de hoy) y la gente que escribió estos manuscritos hace más de 2.000 años”.