Medvedev: Putin es más popular que yo

El presidente de Rusia, Dmitry Medvedev, dijo este viernes que cedía sus aspiraciones presidenciales al primer ministro Vladimir Putin porque Putin es más popular que él y tiene más posibilidades de ser elegido.

"El primer ministro Putin es el político con más autoridad en nuestro país y su popularidad es más alta (que la mía)", declaró Medvedev en una entrevista grabada con la cadena de televisión nacional rusa.

Los sondeos de opinión indican efectivamente que Putin es más popular que Medvedev desde que empezaron a compartir el poder hace cuatro años. Según la encuesta más reciente, realizada por el independiente Centro Levada, Medvedev tiene una aprobación del 62%, frente al 68% de Putin.

En su entrevista del viernes, Medvedev dijo que Putin y él pertenecen a la "misma fuerza política" y tienen "posturas muy cercanas en todos los temas estratégicos y tácticos" y por tanto no deberían competir.

"¿Es imaginable, por ejemplo, que (el presidente de Estados Unidos) Barack Obama compita con (la secretaria de Estado) Hillary Clinton?", se preguntó Medvedev. "Ambos aspiraban a la presidencia... ambos del Partido Demócrata y (el partido) finalmente decidió que se presentaran juntos para obtener el mejor resultado electoral. Nuestra decisión fue la misma", explicó.

El pasado sábado, Medvedev hizo un llamado al gobernante partido Rusia Unida a apoyar a Putin para la presidencia en 2012. Putin, por su parte, sugirió que Medvedev fuera el primer ministro si su partido gana las elecciones parlamentarias de diciembre.

El anuncio terminó con más de dos años de conjeturas sobre si Putin o Medvedev, el sucesor que él eligió, aspirarían a un segundo mandato.

Putin renunció como presidente en 2008 porque la constitución rusa de entonces limitaba el mandato a dos períodos consecutivos de cuatro años. Pero con las enmiendas que se hicieron en diciembre de 2008, ese mandato se extendió a seis años.

Eso significa que si Putin saliera elegido en marzo de 2012 por seis años, podría presentarse para otro período de seis años después de ese, o sea que podría mantenerse en el poder hasta 2024.