CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Video

El espía cubano René González queda en libertad en EE.UU.

Por Juan Andrés Muñoz

Por Mariano Castillo

El espía convicto René González salió este viernes de una cárcel de la Florida después de cumplir una sentencia a 15 años, dijo a CNN un portavoz de la prisión.

González era uno de los conocidos como “Cuban Five”, los cinco cubanos arrestados en 1998 y condenados por un jurado de Miami en 2001 por espiar a destacados líderes del exilio cubano y en bases militares de Estados Unidos.

Además de González, los otros condenados eran Rubén Campa, también conocido como Fernando González; Gerardo Hernández; Luis Medina (también conocido como Ramón Labañino); y Antonio Guerrero.

Hernández, el líder del grupo, fue condenado además de conspiración para cometer asesinato por planear el derribo de dos aviones pilotados por la organización Hermanos al Rescate en 1996.

Gonzalez is the first of the five to be released from prison. He was behind bars for 13 years and 26 days, said his attorney, Phillip Horowitz.

González es el primero de los cinco que queda en libertad, aunque todavía deberá cumplir tres años en libertad condicional, informó Neil Robinson, portavoz de la prisión federal de Marianna, en Florida. González pasó 13 años y 26 días tras las rejas, según su abogado Phillip Horowitz.

“No puedo hablar o revelar lo que va a hacer o a dónde irá para proteger su seguridad personal”, dijo Horowitz. “El señor González está contento de haber salido pero es un día agridulce porque sus cuatro amigos siguen en prisión. Desearía volver con su familia a Cuba lo más rápido posible en cuanto lo permita el juez”, agregó.

González apelará las condiciones de su libertad condicional para poder cumplir lo que le queda en Cuba en lugar de Estados Unidos, dijo Horowitz.

González tiene una hija de 25 años y otra de 13 que sólo tenía cuatro meses cuando fue arrestado.

Durante el juicio, los acusados reconocieron haber espiado para defender a Cuba de los grupos radicales anti-castristas de Miami.

El caso fue muy seguido en Cuba, donde los cinco son considerados unos héroes y Fidel Castro se refiere a ellos habitualmente pidiendo su liberación.