CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Video

Las protestas «Ocupa» se globalizan y se vuelven violentas en Roma

Por Juan Andrés Muñoz

Miles de personas en distintas partes del mundo se manifestaron este sábado contra las grandes corporaciones, la pobreza y los recortes presupuestarios de los gobiernos.

El movimiento «Ocupa Wall Street» se propagó por las calles de ciudades de Europa, Asia y Australia y, en el caso concreto de Roma, se tornaron violentas.

Los bomberos tuvieron que intervenir para apagar las llamas dentro del Ministerio del Interior, cerca de la Porta San Giovanni de Roma, el principal punto de reunión de los indignados italianos, según testigos que dijeron haber visto como un grupo de personas lanzaba cócteles molotov al edificio.

La policía dijo que cientos de anarquistas confrontaron a los manifestantes pacíficos que se habían congregado en la capital italiana como parte del movimiento «Ocupa» global.

En Londres, el manifestante Peter Vaughn, reflexionando sobre el ambiente que se respiraba allí, dijo que la gente critica a las instituciones financieras que han «apostado y perdido nuestro dinero»:

«Estamos dando a la gente una voz verdadera contra el gobierno que nos ignoró», agregó.

publicidad

Los activistas también protestaron en muchas otras ciudades europeas, incluidas Zurich, La Haya, Frankfurt y Bucarest.

«Gente del mundo, levántense el 15 de octubre», decía el sitio web Unidos por el Cambio Global, la página central para el movimiento internacional. “Es hora de unirnos. Es hora de que escuchen”.

El grupo informó que 951 ciudades de 82 países formarán parte de las manifestaciones.

Cientos de personas se reunieron en Hong Kong. “No debemos dejar que los bancos se salgan con la suya”, comentó Wong Chi Keung, un hombre de negocios retirado.

Debbie Chen trabaja para un grupo en contra del trato que supuestamente Apple da a los obreros en China, lo que considera como “avaricia”.

“Como la compañía más valiosa del mundo se llevan la mejor parte, mientras los trabajadores de la línea de producción reciben sólo el 1% de la venta por cada iPhone. Esperamos una mejor distribución de las ganancias”, dijo.

En Japón, alrededor de 200 personas marcharon por Tokio con pancartas que decían: «No más armas nucleares”, y «Libertad para el Tibet”.

“Estoy aquí porque la juventud japonesa está sufriendo por el desempleo, pero no muchos hablan de ese problema en público”, comentó Kesao Murakami. “Realmente quisiera que la gente joven apelara al público diciendo: ‘tenemos problemas».

En Corea del Sur, Arthur Fragoso se congregó junto a un pequeño grupo frente a un banco de Seúl. Dijo que la protesta es en solidaridad con el movimiento Ocupa Wall Street, y no una reflexión o por estar descontentos con el gobierno.

«Protestamos por el tema económico global”, dijo. “Necesitamos ideas para resolver los problemas del mundo”.

En la capital de Indonesia, Yakarta, una decena de personas —algunos con máscaras— se reunieron cerca de la embajada de Estados Unidos.

“Queríamos demostrar que el régimen estadounidense, su sistema imperialista, debe ser destruido”, comentó Rudi Daman, líder de la Liga Internacional de la Lucha de la Gente.

Las ciudades australianas de Melbourne y Sydney se unieron a las manifestaciones contra la «avaricia corporativa”.

“Nuestras protestas son para mostrar nuestra solidaridad con Ocupa Wall Street, y también para protestar contra varios problemas, desde las cuestiones indígenas en el país hasta los problemas de gobierno», dijo Alex Gard, uno de los organizadores en Melbourne. «Sabemos que tenemos que hacerlo mejor que los manifestantes en Estados Unidos… pero aún hay problemas en este país».

Los organizadores instaron a los manifestantes a llevar sacos para dormir. «He escuchado a gente decir que planea estar allí durante días, incluso meses», dijo Gard.

También estaban previstas protestas en ciudades en Kenia, Sudáfrica, Gran Bretaña, Francia, Rusia, México y Venezuela, entre otros países.

(Con información de Junko Ogura, Kathy Quiano, Per Nyberg, Laura Perez-Maestro, Livia Borghese y Tim Schwarz)