CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Latinoamérica

Evo Morales da por concluido el conflicto indígena en Bolivia

Por cnninvitationsaccount, CNN en Español

Por Gloria Carrascco

La Paz (CNN) – Con la promulgación de una ley a favor de los indígenas del Tipnis, el presidente Evo Morales dio por zanjado un conflicto que puso en vilo a su gobierno en los últimos dos meses.

La nueva ley prohíbe definitivamente la construcción de una carretera a través de un territorio indígena y declara «zona intangible» la reserva ecológica del parque nacional Isiboru Sécure, una demanda por la que miles de indígenas recorrieron 650 kilómetros desde la Amazonía hasta la ciudad de La Paz en 66 días.

«Ahí esta la ley promulgada para que nunca más entre el camino a ese parque y que el parque sea respetado como nosotros decimos, monte virgen, tierra virgen… esperamos que sea tierra virgen el Parque Isiboru Sécure”, dijo Morales en la ceremonia de promulgación.

Para los indígenas del Tipnis, haber evitado la construcción de la carretera en su territorio no solo es una victoria para quienes viven en esa región sinopara toda Bolivia y el mundo.

Fernando Vargas, presidente de la Sub Central Indígena Tipnis, dijo a CNN que el único objetivo de la nueva ley es que garantice “que mañana no se va a romper el corazón del Tipnis, no se va a romper ese ecosistema tan frágil que es, de acuerdo a la zonificación, la parte mas vulnerable del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboru Sécure”.

A pesar de lo difíciles que fueron los 66 días de caminata y la intervención policial en su contra del 25 de septiembre, los participantes creen que valió la pena.

publicidad

«Volvería a marchar las veces que fuera posible y las veces que Dios me de la fuerza para llegar a La Paz”, dijo Haydee Ortíz, presidenta de la Sub Central Cercado del Tipnis.

El acuerdo pone fin del más prolongado conflicto social de la era de Morales. Los indígenas dejaron la ciudad de La Paz en medio de aplausos y voces de aliento, con el mismo afecto de la gente que los recibió hace siete días, para retornar a su «Casa grande», como llaman al Parque Nacional Isiboru Sécure.