CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Música

La «mini-me» de Lady Gaga se roba el escenario

Por Juan Andrés Muñoz

Por Risa Respers France

(CNN) — Mide sólo un metro y 22 centímetros y recorre el escenario cantando los éxitos de Lady Gaga.

Pero cuando llega el fin de semana, no encontrarás a Terra Jolé en los clubes nocturnos como una famosa rockera.

“La mayoría de la gente pequeña llega a la altura del pecho o del cuello”, comparado con los clientes en los clubes, explica. “Yo llego a la altura del trasero”.

Es una broma típica de Jolé, una diminuta cantante que es igual de autocrítica que comprometida con su carrera como Mini-Gaga. La cantante y actriz logró el éxito combinando la singularidad su pequeño tamaño con su empeño en convertirse en una celebridad.

¿Y quién mejor para imitar a Lady Gaga, famosa por su voluntad para transitar en lo inesperado?

publicidad

“Gaga es tan excitante para mí porque es como un animal”, dice Jolé. “Mientras te sientas poderosa y emocionalmente motivada para la noche (…) yo diría que vas por el camino correcto para ser una mini-Gaga”.

Y no es que Jolé no se considere una artista por derecho propio.

Nacida en San Antonio en el seno de una familia de tamaño promedio, Jolé soñaba desde siempre con llegar a Hollywood. Junto a la buena apariencia rubia y gran personalidad que uno esperaría de alguien de Texas, Jolé también tiene acondroplasia, la forma más común de enanismo.

Desde sus comienzos, se propuso que el tamaño no sería un obstáculo.

“Crecí pidiendo, ‘Dios, por favor, todo lo que quiero es ser cantante’. Y creo que me concedió mi deseo”, dice. “El hecho de que no fuera exactamente lo que me imaginaba no quiere decir que no me siga imaginando algo más grandioso”.

Llamó la atención del público por primera vez en 2003, con una aparición en el programa especial «True Life: I’m a Little Person», de MTV, donde narró sus intentos por entrar en el mundo del espectáculo.

Después de formar parte de un grupo mini-KISS durante algunos años, le ofrecieron actuar en una fiesta, y le sorprendió que en lugar de solicitarle que se disfrazara “de Oompa Loompa o algo parecido”, el cliente compró su idea de aparecer como mini-Britney Spears.

Eso lanzó su carrera como imitadora, y pronto estaba en todas partes, desde series de televisión como «CSI: Las Vegas» hasta en giras con los raperos T-Pain y Lil Wayne y en el espectáculo de Las Vegas, Little Legends. En la pantalla grande, Jolé apareció en películas como «Jackass 3D» y «Tales From Beyond».

Ahora tiene su propia compañía, Mini-Popstars, con otros pequeños imitadores, que incluyen a Mini-Beyoncé, Mini-Michael Jackson, y Mini-Vanilli. Y como toda gran celebridad, no habla de dinero y honorarios; prefiere hablar de lo afortunada que se siente de poder hacer lo que ama.

“Realmente siento que esto es como las otras partes de nuestras vidas, en donde si crees que puedes hacer algo, te esfuerzas y trabajas en eso, entonces cualquier cosa es posible”, cuenta.

Jolé tiene todo lo que rodea a una celebridad: un diseñador de vestuario, un manager, un publicista y seguidores que adoran tener una fotografía con ella. Conoció a Britney Spears (quien no podría ser más dulce, según Jolé) y con una búsqueda rápida en internet puedes encontrar una fotografía de Lindsay Lohan paseando con Jolé con su ropa de Mini-Britney.

Jolé trabajó horas como voluntaria en la organización sin fines de lucro Little People of America (Gente Pequeña de Estados Unidos), y en sus contratos hay una cláusula que dice que si escucha la palabra “enano” se retira. Sin embargo, todavía hay algunas personas dentro de su comunidad que no están contentos con su carrera.

“Mucha gente pequeña me cuestiona y declara: ‘es tan humillante’ y ‘no puedo creer que hagas eso, ¿por qué no creas tu propio espectáculo?’”, dice. “Eso es como decirle a cualquier otra persona por qué no se convierte en su propia persona famosa y ve el tipo de prensa que recibe. No importa quién seas o lo que hagas, siempre existirán las reacciones negativas”.

Estar en el escenario claramente le ayuda a Jolé. Es meticulosa en sus preparativos. Desde el maquillaje hasta el extravagante vestuario, trabaja duro para lograr la ilusión, aunque admite que no se parece mucho a Gaga o a Britney.

En cuanto al sonido, Jolé dice que canta la mayor parte de las canciones, excepto el último número de su espectáculo, cuando se queda sin aliento.

El mayor reto es intentar imitar el sentido del estilo de Gaga, comenta.

“Todo el mundo recuerda el vestuario de látex que vistió en los premios Grammy, cuando salió de un huevo”, dice Jolé. “No podía encontrar las hojas de látex, pero encontré estas pesadas cortinas para la ducha que pensé que funcionarían. Fue una mala idea. Fue el peor fallo de vestuario conocido por el hombre”.

A pesar de que a Jolé la confunden a veces con otras personas pequeñas como Amy Roloff, la madre de Little People, Big World de TLC, la cantante dice que disfruta de una saludable base de seguidores, especialmente entre la comunidad gay.

¿Podría ser cuestión de tiempo antes de que exista una imitadora de Terra Jolé? Absolutamente, si se sale con la suya.

“Esto es como un entrenamiento antes de convertirlo realmente en el ‘Show de Terra Jolé”, dice entre risas.