CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Opinión

OPINIÓN: Sin pausa pero sin prisa…. Así va la economía estadounidense

Por CNN en Español

Por Isaac Cohen

Nota del editor: Isaac Cohen es nalista y consultor internacional, exdirector de la Oficina de la CEPAL en Washington.

Durante el verano, la economía de Estados Unidos creció a una tasa respetable, pero todavía insuficiente de 2,5 por ciento. Los mercados reaccionaron positivamente ante el anuncio del Departamento de Comercio, pese a que esa tasa de crecimiento no alcanza a bajar el desempleo, que se mantiene atascado en 9,1%.

Las estimaciones preliminares de crecimiento siempre están sujetas  a revisión, sin embargo, una razón que explica la recepción positiva de estos datos es el contraste con la primera mitad de este año, cuando la economía estadounidense estaba deslizándose hacia otra recesión, porque creció apenas menos de 1%, durante el primer trimestre.

Alentados por la disminución de los precios de las materias primas, tanto los consumidores como las empresas contribuyeron al mejor desempeño del tercer trimestre. En contraste, el gasto del gobierno se estancó, debido a contracciones a nivel local, estatal y federal, que fueron compensadas por aumentos en el gasto militar.

A pesar de una caída de 1,7% en el ingreso personal disponible, los consumidores respondieron a los menores precios de la energía y gastaron más en el cuidado de la salud, provocando  una disminución  del 1% ciento en la tasa de ahorro. Las empresas aumentaron las inversiones de capital y disminuyeron los inventarios, lo cual fue interpretado como una señal positiva de que necesitarían  reabastecerlos durante el último trimestre.

Finalmente, a pesar del rechazo por el liderazgo del Partido Republicano de la propuesta de creación de empleo del Presidente Barack Obama, todavía puede haber acuerdos parciales. Por ejemplo, la renovación de la reducción de impuestos sobre las planillas, que expira a fin de año, a la par de la extensión de los beneficios para los desempleados, podría contribuir uno por ciento adicional al crecimiento económico.

(Las opiniones expresadas en este artículo corresponden exclusivamente a Isaac Cohen)