CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Curiosidades

Los grandes innovadores son mayores de 40 años

Por CNN en Español

(CNN) — Al parecer nunca se es demasiado viejo para innovar, pero actualmente sí podrías ser demasiado joven. Albert Einstein tenía 26 años y trabajaba en una oficina de patentes cuando se le ocurrió la idea de la relatividad en 1905, la cual cambió la forma en la que pensamos el mundo. Werner Heisenberg, Wolfgang Pauli y Paul Dirac realizaron contribuciones fundamentales a la ciencia cuando tenían menos de 30 años.

Pero eso no significa que todos los logros que cambian el rumbo de la ciencia los hacen los jóvenes. Por el contrario: en un nuevo estudio que se publicó en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences se sugiere que, sobre todo después de 1905, las grandes obras científicas las producen personas mayores, de más de 40 años.

“Vimos que en general, la probabilidad de realizar un trabajo que gane un premio Nobel antes de los 30 años es cada vez menor en varios campos”, dice Benjamin Jones, autor principal del estudio y profesor asociado de la Escuela de Administración Kellogg de la Universidad de Northwestern.

Jones y Weinberg investigaron a los ganadores de los premios Nobel de Física, Química y Medicina entre 1875 y 2008, y determinaron el momento en cada uno logró hacer las cosas que los llevaría a ganar ese honor.

Antes de 1905, el 69% de los químicos, el 63% de los científicos médicos y el 60% de los físicos completaron su trabajo con el que ganaron el premio antes de los 40 años. Para 2000, se volvió más raro lograr ese avance antes de los 30 o 40 años en estos campos.

Aún más interesante: parece que las personas que obtienen grandes logros tienden a ser más jóvenes cuando hay menos conocimientos en un campo en particular.

publicidad

Por ejemplo, la Física vivió una revolución con la llegada de la mecánica cuántica en 1925. Heisenberg, a quien se le acredita la creación de este campo, estaba a la mitad de su década de los 20 en ese momento. Heisenberg ganó el Premio Nobel de Física de 1932, y expuso la alucinante idea sobre cómo una partícula puede aparecer como una onda y viceversa. Con ello se desechó gran parte de la Física clásica en lo que respecta a la materia en la escala más pequeña posible. Pero esta fue una excepción en la tendencia de los logros de personas más grandes en las ciencias en el siglo XX.

Jones y su colaborador, Brice Weinberg, vieron las citas de varios artículos científicos para corroborar la idea de que cuando el campo avanza sólo se citan a los estudios recientes, y existen menos conocimientos de base que se tienen que aprender antes de tener una verdadera innovación creativa en ese campo.

“Puedes ser joven en un sentido de juventud, o puedes ser joven ‘otra vez’ si hay una conmoción en el campo, si pasa una revolución”, dice Jones.

Por otro lado, en Medicina y en Química no hubo un cambio fundamental tan evidente en la forma de pensar que repentinamente cambiaran los supuestos básicos de estas ciencias en el siglo 20.

Jones y Weinberg creen que en parte esa es la razón de la disminución constante de galardonados con el premio Nobel más jóvenes en esos campo. Conforme el siglo avanzó, los científicos jóvenes pasaron mucho tiempo aprendiendo acerca de todo lo que existía anteriormente, y construyendo con ese conocimiento.

También está la distinción entre la obra conceptual y la experimental cuando se trata de las edades de estas mentes brillantes, dicen los autores del estudio. El trabajo teórico parece ser preferido por los académicos más jóvenes, mientras que los logros experimentales son más comunes entre personas de más edad. Por eso se requiere una mayor base de conocimiento y experiencia para hacer un importante trabajo de inducción, dicen Jones y Weinberg.

En el estudio los autores no analizaron la diferencia de género entre los ganadores del Nobel, en parte porque hay muy pocas mujeres ganadoras del premio en Ciencias. Pero podría ser una pregunta para estudios futuros, dice Jones.

Einstein dijo una vez: “Una persona que no ha hecho su gran contribución a la ciencia antes de los 30, nunca lo hará”. En pocas palabras: al parecer estaba equivocado.