Pasajeros cruzando entre trenes en movimiento: ¿El transporte del futuro?

LONDRES (CNN) — Un diseñador creó una solución única y futurista para acelerar los viajes en tren: no quiere cambiar de motores o de pistas; quiere librarse de las estaciones.

Decidido a llevar el transporte ferroviario al siglo 21, Paul Priestman, director del grupo de diseño británico Priestmangoode, es el hombre detrás del concepto de 'Plataformas Móviles', que él cree que podría revolucionar la industria de los trenes.

Su esquema verá a viajeros atendidos por un carrusel de tranvías y trenes de alta velocidad que llevan a los pasajeros de sus hogares a sus destinos sin que tengan que utilizar un autobús, auto o taxi.

“La idea de las Plataformas Móviles es que... si te vas de vacaciones o en viaje de negocios, por ejemplo, puedes abordar un tranvía en tu calle y luego viajar fácilmente de ese tranvía a la línea de alta velocidad y luego, a otro tranvía, y luego terminar en otra ciudad, sin tener que haber subido a tu auto o tal vez subido a un autobús”, dice Priestman.

“Está totalmente integrado a una especie de sistema de transporte más grande”, añade.

La idea es tener una red de tranvías en toda la ciudad que circulan por un circuito, y conectarla con un servicio de trenes de alta velocidad.

Pero en lugar de que los pasajeros tengan que bajar del tranvía en una estación de tren y esperar a que el próximo servicio de tren rápido llegue, el tranvía se “acoplará” con un tren en movimiento, permitiendo a los pasajeros cruzar entre el tranvía y el tren sin que cualquiera de los vehículos se detenga jamás.

“Los tranvías aceleran y el tren de alta velocidad baja la velocidad y se unen, por lo que se acoplan a alta velocidad”, explica Priestman.

“Se quedan acoplados durante la misma cantidad de tiempo que se detendrían en una estación”, añade.

“Hay grandes puertas, hay puertas anchas, están todas al mismo nivel para que puedas pasar fácilmente entre los dos vehículos muy pacíficamente; no hay prisa.

“Entonces, cuando todo el mundo ha hecho eso, las puertas se cierran y luego los trenes se separan y el tranvía luego regresa a la ciudad o pueblo, y recoge más pasajeros y deja a los pasajeros”.

En lugar de usar boletos de papel para pasar a través de una barrera, los pasajeros utilizarían un sistema RFID (identificación por radio frecuencia, por sus siglas en inglés) para la transferencia entre el tranvía y el tren. Sistemas similares que permiten a los pasajeros escanear tarjetas prepagadas inteligentes ya son utilizados en muchas redes de transporte público.

Aunque Priestman admite que pasará algún tiempo antes de que su visión pueda aplicarse, dice que ha llegado el momento de reconsiderar la forma en que viajamos.

“Esta idea es un pensamiento para el futuro lejano, pero ¿no sería genial simplemente revaluar y simplemente reconsiderar todo el proceso?” , dice.