CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Legislador californiano busca revocar una ley que favorecería a los hijos de inmigrantes

Por cnninvitationsaccount, CNN en Español

(CNN) – El legislador republicano de California Tim Donnelly está intentando buscar la revocación de una ley similar a la “Ley de Desarrollo, Alivio y Educación de Menores Extranjeros», conocida como Dream Act en inglés, en su estado.

La legislación permitiría a hijos de inmigrantes ilegales que tengan títulos de secundaria obtener becas a partir de 2013.

En octubre, el gobernador Jerry Brown firmó la ley que proporcionará unos 65 millones de dólares para los niños de inmigrantes ilegales que califiquen para recibir los fondos. La legislación se diferencia de la propuesta federal del Dream Act, que permitiría que los hijos de inmigrantes ilegales inicien el proceso para convertirse en ciudadanos a través del servicio militar o de una educación universitaria.

“Esto es pura y absoluta insensatez”, dijo Donnelly. “Nadie está más loco que los californianos”.

Donnelly intenta recolectar suficientes firmas para revocar la ley durante las elecciones de noviembre.

El legislador dijo que se opone a la medida basado en argumentos económicos. “Estamos en bancarrota”, añadió Donnelly.

Además de un déficit presupuestal, California enfrenta caídas en sus ingresos que obligan a recortes en educación y salud.

“Simplemente no tenemos dinero”, Donnelly añadió.

Por su parte, el legislador Gil Cedillo, propulsor de la ley desde 2006, dijo que “independientemente de donde vinieron es un valor central estadounidense no castigar a los niños por los actos de sus padres. Cuando estén listos para trabajar, ¿serán capaces de liderarnos para ser productivos?”.

Cedillo dice que California no puede permitirse el lujo de no ofrecer dinero a los hijos inmigrantes ilegales que quieren asistir a la universidad.

Justino Mora, un joven de 22 años que viajó con su madre de México hacia Estados Unidos cuando tenía 11 años y que ahora estudia ciencias políticas en la Universidad de California en Los Ángeles, dice que desconoce hasta cuando le durará el dinero que ha ahorrado desde que estudiaba secundaria. Para Mora el Dream Act es un sueño hecho realidad.

“Significa todo para mi”, dijo Mora. Soy el segundo en mi familia en obtener un diploma de secundaria y puedo ser el primero en graduarse en una universidad”.