(CNN) – El escándalo de los implantes de la empresa francesa Poly Implant Prothese (PIP) crece en América Latina después de que Francia recomendara que se retiren estas prótesis de forma preventiva.

En Venezuela, el gobierno anunció que financiará este tipo de implantes pero no su reemplazo.

Y en Argentina, las mujeres que se los han puesto piden que se los remuevan en forma gratuita.