Trágica situación por ola invernal en Europa
El Coliseo Romano rodeado de nieve el 4 de febrero.

Londres, Inglaterra (CNN) – Nieve pesada dejó a varias aldeas italianas paralizadas y sin energía eléctrica en tanto el invierno y las bajas temperaturas se extienden a lo largo de Europa, dijo el alcalde de uno de los pueblos.

Muchas de las 32 poblaciones en el valle del río Aniene, cerca a Roma, perdieron la electricidad el viernes cuando una torre se cayó debido a la nieve, afirmó Piero Moscardini, alcalde de Vallinfreda.

El valle, en donde viven alrededor de 50.000 personas, ha recibido más de 100 centímetros de nieve, dijo Moscardini.

“Es la peor nevada desde 1956”, aseguró. “La situación es trágica. Necesitamos que el ejército nos salve”.

Las ambulancias no pueden transitar por las vías, dijo, y algunos pobladores no pueden llegar a sus establos para alimentar al ganado.

Entretanto, las muertes aumentan por el frío. En Rumania, cuatro personas murieron el sábado y otras seis el domingo, dijeron las autoridades. Un total de 34 personas han muerto desde que la ola de frío empezó a finales de enero.

Diecinueve carreteras nacionales y una autopista permanecieron cerradas el domingo. Más de 30 ciudades y pueblos están aislados, dijeron las autoridades, y fueron reportados apagones en 200 poblaciones. Más de 3.000 empleados del Ministerio del Interior participaron de labores de rescate, en tanto cientos buscan refugios en albergues temporales y cientos más han sido hospitalizados por hipotermia.

En Polonia, TVN Poland dijo que un total de 53 personas han muerto, ocho de ellos en las últimas 24 horas. Las víctimas son principalmente personas sin hogar, según al informe del medio.

El aeropuerto de Heathrow de Londres, uno de los aeropuertos internacionales con mayor movimiento en el mundo, canceló alrededor de la mitad de sus vuelos el domingo, dijo la empresa dueña del terminal aéreo; cerca de 260 vuelos adicionales de los que esperaban cancelar la noche anterior.

Entre cinco y diez centímetros de nieve cayeron en Londres durante la noche, en tanto la capital británica se volvió la última ciudad europea en ser impactada por la ola invernal que viaja hacia el occidente.

Pero las pistas de Heathrow estuvieron despejadas en la tarde del domingo, dijo BAA, empresa dueña del aeropuerto.

No es claro por el momento por qué más vuelos fueron cancelados, mientras que la vocera de Meathrow Alexandra Blomley dijo que el plan de nieve del aeropuerto “ha funcionado mucho mejor que en años anteriores”.

Comunicados del aeropuerto no dijeron cuántos pasajeros fueron afectados, pero sí que se espera que la programación de vuelos del lunes opere normalmente.

Conductores de coches tanto en Londres como en Roma deben preocuparse por el hielo en tanto las temperaturas aumentan lentamente y luego vuelven a bajar de los cero grados, dijo el domingo Tom Sater, meteorólogo de CNN.

El este de Europa se verá mucho más afectado, con las temperaturas en Moscú estando muy por debajo de cero, y la nieve llegando al continente desde el sudeste.

Roma quedó cubierta por una poco usual nevada el sábado.

Lugares turísticos como el Coliseo Romano quedaron rodeados de nieve por primera vez desde 1985. La extraña precipitación causó problemas de tráfico y dejó a algunas personas varadas.

El alcalde de Roma Gianni Alemanno ha sido criticado por el manejo de la ciudad de los problemas por el clima.

Escuelas y oficinas públicas estarán cerradas el lunes, dijo la ciudad.

Pero en Sarajevo, Bosnia, las clases se cancelaron por una semana en tanto la ciudad balcánica fue golpeada por la más fuerte nevada desde 1999.

Ucrania parece ser el lugar más afectado hasta ahora, y Polonia, Rumania, Serbia y Bielorrusia también están sufriendo de condiciones climáticas más severas de lo normal.

Un total de 122 personas han muerto congeladas en Ucrania desde que la ola de frío empezó hace más de una semana, según reportó la agencia estatal Ukrinform el sábado, citando a ministerios del gobierno. Más de 1.500 personas han sido hospitalizadas, dijo.

Los primeros reportes de nieve aparecieron en Rumania el 26 de enero. Ahora, aunque las temperaturas se están moderando, las nevadas serán fuertes, dicen los meteorólogos.

Otras muertes relacionadas con el frío fueron reportadas en Serbia la semana pasada.