CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Video

¿Cómo logra Apple reducir los costos de producción de sus iPhones y iPads?

Por Juan Andrés Muñoz

(CNN) –– En la parte posterior de los iPods, iPhones y iPads, y en la parte de abajo de los portátiles Mac se lee una inscripción que dice: «Diseñado por Apple en California. Ensamblado en China».

Los componentes de estos aparatos proceden de más de 150 empresas de distintos países. La mayoría de esas antenas, cristales, metales, sensores y chips se fabrica en el extranjero.

La forma en que Apple consigue esas partes y manufactura sus productos, casi en su totalidad fuera de Estados Unidos, es un protocolo estándar de la industria tecnológica. Las empresas de electrónicos dicen que las plantas manufactureras de Asia son más económicas y versátiles que las del resto del mundo.

Pero siendo la empresa tecnológica más valiosa del mundo, Apple es considerada por muchos como un modelo en este campo de la industria. Y su uso de mano de obra barata, principalmente en las fábricas de Foxconn en China, es motivo de escrutinio por parte de medios de comunicación como CNN y The New York Times, entre otros.

Foxconn, propiedad de Hon Hai Precision Industry, cuenta con Apple entre sus varios clientes, entre los que también se incluyen Amazon.com, Hewlett-Packard, Microsoft y muchas otras empresas tecnológicas. Apple ha denunciado infracciones en sus fábricas y Foxconn ha sido blanco de críticas por una serie de suicidios ocurridos en 2010 y por unas condiciones que, según grupos de derechos humanos, son inhumanas.

Los trabajadores de Foxconn y otras plantas en Asia deben trabajar a destajo para satisfacer una demanda de productos Apple que parece insaciable.

publicidad

En el último trimestre de 2011, Apple vendió 37 millones de iPhones, 15,4 millones de iPads, 15,4 millones de iPods y 5,2 millones de computadoras Mac, según los informes financieros de la empresa, lo que supuso unos ingresos de 46.300 millones de dólares y unos beneficios de 13.100 millones de dólares, el doble de lo que Apple ganó en el mismo período del año anterior.

¿Y de dónde salen esos beneficios?

Tomemos como ejemplo el iPhone. Un iPhone 4S se vende por 199 dólares con un contrato de dos años con un proveedor de telefonía. Pero AT&T, Sprint Nextel y Verizon Wireless pagan mucho más a Apple para venderlos subsidiados. Un teléfono «liberado», esto es, no atado a un proveedor concreto, puede costar unos 649 dólares.

Los costos de los componentes y de fabricación de un iPhone 4S se calculan en 196 dólares, según la empresa de investigación IHS iSuppli. Esos son 453 dólares menos de lo que Apple cobra por un teléfono sin contrato. Obviamente los gastos de investigación y márketing también suman, pero se mire como se mire, Apple ingresa unos sustanciosos beneficios por cada teléfono que vende, según el analista de iSuppli Tom Dinges.

Apple tiene más de 60.000 empleados, la mayoría de ellos en sus tiendas. Para fabricar sus partes y ensamblar sus productos, Apple cuenta con varios proveedores. Así evita depender en exceso de un solo proveedor y consigue mejores precios en sus componentes.

No obstante, Apple trata de limitar el número de empresas con las que firma acuerdos, según Dinges. Así, Apple ejerce una mayor influencia porque gasta mucho en esos clientes, explicó.

«Prefieren gastar mucho con un proveedor que dividir el negocio entre cinco», señala Dinges. «Uno cuida mejor de sus clientes grandes», agrega.

En su informe de proveedores, Apple dice pagar el 97% de lo que gasta en materiales, manufactura y ensamblaje a 156 empresas. Cuando uno tiene por cliente a Apple, conseguir ese contrato para ser una de esas 156 compañías es algo muy grande.

Ser proveedor de Apple da credibilidad como fabricante de partes, pero Apple es un duro negociador, desde la fase de desarrollo hasta el alquiler y construcción de los edificios donde vende sus productos. Esto supuestamente obliga a sus socios a explotar al máximo a sus empleados para obtener su margen de ganancia.

Apple dijo a CNN en una declaración que su expectativa es que cada año sus proveedores sean más responsables y dice que realizó 229 auditorías el año pasado y que publicó sus resultados en Internet.

«Nos preocupan todos los trabajadores en la cadena de producción», dijo Apple en ese comunicado. «Insistimos en que nuestros proveedores tengan condiciones de trabajo seguras, traten con dignidad y respeto a sus trabajadores y utilicen procesos de manufactura responsables con el medio ambiente allá donde se fabriquen productos Apple. Nuestros proveedores deben cumplir esos requisitos si quieren seguir siéndolo», añadió.