(CNNenEspañol) – Ante el poco acceso que tienen los medios internacionales a Siria, los videos de aficionados se han convertido en una de las fuentes de información más inmediata.

La mayoría de las grabaciones son captadas por activistas y aunque muestran una parte del conflicto, han logrado poner ante los ojos de la comunidad internacional la violencia y represión que sufre la población civil, especialmente en Homs. 

La reportera de CNN, Arwa Damon, visitó un centro de comunicaciones de la oposición y nos muestra el daño y el peligro de vivir en Siria.