CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN en Español

El drama de «El dictador» en la alfombra roja de los Oscar

Por cnninvitationsaccount

(CNN) — Aunque en un principio la Academia dijo que no estaba interesada que el actor Sasha Baron Cohen asistiera a la entrega de los Oscar si se vestía como el personaje del general Aladeen, de su próxima película El dictador (The Dictator, tal su título en inglés), el irreverente actor no sólo acudió, sino que su caracterización dio mucho que hablar antes, durante y después de la ceremonia.

Esto no fue un hecho inesperado, ya que el productor Brian Grazer comentó a Extra que los Oscar estarían “encantados” de ver en la ceremonia a Cohen vestido como el barbado y cómico personaje.

Aunque quizá la Academia no esperaba que el actor trajera consigo accesorios.

Al parecer, mientras Cohen se detuvo para una entrevista con Ryan Seacrest, de E!, el actor portaba una urna consigo, la cual parecía tener el rostro del fallecido líder norcoreano Kim Jong Il, según informó desde la alfombra roja Nischelle Turner, de CNN.

Turner dijo que mientras Cohen hablaba con Seacrest, el actor derramó sobre el productor y personalidad televisiva algo que deliberadamente parecían “cenizas”.

“En realidad fue algo muy extraño, y Ryan no se veía muy feliz”, comentó Turner. “Y después se lo llevaron [a Cohen] muy velozmente”.

publicidad

El conductor de E!, quien intentaba averiguar si lo que Coher derramó sobre él era harina para preparar pastel o una especie de polvo para hornear, más tarde comentó a CNN que cuando aceptó la propuesta de entrevistar a Cohen personificado, sabía que tenía que estar preparado para cualquier cosa.

“No sería una conversación común”, dijo Seacrest. “No estaba muy seguro de para qué, pero estaba preparado para algo”.

La entrevista resultante “fue una típica conversación con Sacha Baron Cohen personificado”, añadió. “Y de repente, lo que parecía ser una mezcla para pasteles estaba sobre mi solapa. Esta es la razón por lo que nos gusta la televisión en vivo y en directo, ¿verdad?”

El  lunes por la mañana, las redes sociales se hicieron eco de la «broma» y fue tema relevante en Twitter y lo más más buscado en Google. ¿Broma o movida publicitaria? Eso lo sabremos cuando se estrene la película El dictador y hable la taquilla.

Nischelle Turner, de CNN, contribuyó a este reporte.