CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Ayatolá Jamenei consolida su poder en Irán, indican los resultados parciales de votación

Por CNNEspañol Sebastián Jiménez Valencia

(CNN) – El ayatolá Alí Jamenei, líder supremo iraní, parece haber ganado terreno en su lucha de poder contra el presidente Mahmoud Ahmadinejad, según indican los resultados preliminares de las elecciones parlamentarias.

Los candidatos del bando de Jamenei podrían obtener al menos tres cuartas partes de los escaños, informó este domingo la agencia estatal iraní de noticias Press TV, haciendo referencia a resultados provisionales.

La hermana de Ahmadineyad, Parvin, perdió en su intento por conseguir un lugar en el Parlamento, informaron este sábado medios iraníes.

En tanto, los destacados legisladores reformistas Mostafa Kavakebian, Mohammadreza Khabbaz y Qodratollah Alikhani perdieron sus asientos, de según reporta Press TV.

El conteo de los votos de las elecciones del viernes está aproximadamente al 90% de las circunscripciones, informó la cadena este domingo.

La derrota de Parvin Ahmadinejad es vista como un duro golpe para el controvertido presidente y, según un analista, como una «posible señal de fraude».

Tras competir en el lugar natal de su familia, en el poblado de Garmsar, fue derrotada por un rival conservador en las elecciones de este viernes para el Majlis, el parlamento de Irán.

Más del 64% del electorado acudió a las urnas; los funcionarios electorales elogiaron el ejercicio en cual cerca de 3.400 candidatos compitieron por escaños del Majlis.

Es la primera vez que votan los iraníes desde las denuncias de fraude en las elecciones del 2009, las cuales derivaron en masivas protestas callejeras contra la reelección del presidente Ahmadinejad.

Muchos observadores dicen que el tema subyacente de la elección es si los electores apoyan al presidente, quien se ha enfrascado en una rivalidad con Jamenei, la máxima autoridad en la república islámica.

Jamenei apoyó públicamente la controvertida victoria de la reelección de Ahmadinejad en 2009 durante la disputa que se suscitó por los resultados electorales. Sin embargo, en el último año han aumentado las tensiones entre los líderes, luego de que Ahmadinejad desapareciera de la escena pública durante 11 días después de que el líder supremo revocó su decisión de despedir a un ministro de Inteligencia.

Varios de los principales aliados políticos de Ahmadinejad también han sido objeto de demandas e investigaciones. Pero en el periodo previo a la votación de esta semana, el líder supremo instó a las facciones a superar las divisiones anteriores y llamó a la unidad.

El actual presidente del Majlis Ali Larijani, y Alaeddin Boroujerdi, presidente del Comité de Política Exterior y Seguridad Nacional del Majlis, fueron reelegidos, según la prensa estatal.

Un observador dijo que la derrota de la hermana del presidente podría ser una señal de fraude político.

“En Irán, los locales suelen ser extremadamente leales a los representantes de alto rango de su zona, aunque sean impopulares a nivel nacional”, explicó Meir Javedanfar, un analista de Medio Oriente.

“Aunque Ahmadinejad no es un político popular, el simple hecho de que su hermana fuera derrotada en Garmsar es un posible indicio válido de fraude. Es probable que esto desemboque en más luchas internas”.

Solat Mortazavi, viceministro del Interior, que supervisa las elecciones, elogió la votación.

“Estas han sido las elecciones más legítimas», dijo. «Los comicios se llevaron a cabo de la mejor manera posible”.

Mortazavi dijo que era la primera vez que Irán empleaba exitosamente los sistemas computarizados de votación en algunas casillas electorales. Los resultados finales podrían conocerse en cuestión de días. El viceministro comentó que las inundaciones retrasaron el recibimiento de las urnas provenientes de comunidades remotas.

Durante la represión que siguió a las elecciones de hace tres años, las fuerzas de seguridad reprimieron al Movimiento Verde –opositor- y los candidatos presidenciales Mir Hossein Moussavi y Mehdi Karrubi fueron puestos bajo arresto domiciliario, situación en la cual permanecen hoy en día.

Esta vez no hubo candidatos del Movimiento Verde en las elecciones parlamentarias. Los analistas políticos iraníes describen el voto como una competencia entre facciones rivales conservadoras al interior del gobierno.

La nación predominantemente chiita enfrenta una creciente protesta internacional y sanciones de Occidente por su programa nuclear, lo cual provocó que los dirigentes llamaran a una mayor participación de los electores para establecer legitimidad.