Joseph Blatter rechaza la investigación sobre su reelección en la FIFA

(CNN) — El presidente de la FIFA Joseph Blatter pidió el viernes a una de las mayores organizaciones políticas de Europa no interferir en los asuntos del organismo del fútbol mundial, después de que llamara a una investigación sobre su reelección en el 2011.

El Consejo de Europa, un vigilante que supervisa la Corte Europea de los Derechos Humanos, ha insistido en una investigación interna para determinar si Blatter aprovechó su posición durante la campaña electoral del año pasado.

Su único oponente, el expresidente de la Confederación de Fútbol Asiática Mohamed bin Hamman, se retiró de la contienda luego de haber sido encontrado culpable de sobornar a oficiales del Caribe tres semanas antes de la elección el 1 de junio.

El qatarí, quien también era un funcionario de alto rango en la FIFA, fue suspendido del fútbol.

"El llamado Consejo Europeo debe tomar los problemas que tienen en Europa, no los que crean en la FIFA", dijo Blatter a reporteros este viernes en Nepal, donde asiste a la Copa Desafío de la Confederación de Fútbol Asiática.

La oferta de Blatter de un millón de dólares extra en fondos para la Concacaf —a la que pertenece México— en el periodo previo a las elecciones también fue cuestionada por el consejo. La federación cubre Centroamérica, Norteamérica y el Caribe.

"No entiendo por qué una organización política, en Europa o cualquier otra parte del mundo, tiene el derecho de pedir a la FIFA el entrar a cualquier actividad, especialmente en la elección", dijo Blatter, quien ha sido presidente de la FIFA desde 1998.

"Nadie en la familia del fútbol se preocupa por la elección. Necesitamos, naturalmente, la aceptación de autoridades políticas, pero no nos gusta que las autoridades políticas interfieran en nuestros negocios internos".

La FIFA es ampliamente independiente y suspende a cualquiera de sus 208 asociaciones miembro si los gobiernos interfieren con sus operaciones.

Blatter, quien cumplirá 76 años este sábado, dijo que era extraño que la oposición a la FIFA viniera solo de Europa y no de Asia, África o Sudamérica.

Los primeros resultados del proceso de reforma en curso de la FIFA, impulsada tras los escándalos de corrupción antes de la votación de diciembre de 2010 para escoger a las sedes de las Copas del Mundo de 2018 y 2022, serán publicados a finales de marzo, dijo.

Mientras tanto, Brasil aceptó la disculpa de la FIFA, luego de que el secretario general Jerome Valcke dijera a los periodistas que el país necesitaba una "patada en el trasero" para estar listos para la Copa del Mundo del 2014.

El ministro de Deporte de Brasil, Aldo Rebelo, dijo que aceptaba tanto las disculpas de Valcke como las de la carta que firmó Blatter en una señal de que se restaurará la cooperación entre las dos entidades.

Añadió que estos incidentes no se deben repetir, para que las preparaciones para el torneo continúen progresando.

Rebelo también dijo que la presidenta de Brasil, Dilma Rouseff, accedió a reunirse con Blatter, aunque no se ha fijado ninguna fecha.

La FIFA ha expresado repetidamente preocupaciones sobre el ritmo de trabajo en Brasil en los dos estadios y en el resto de la infraestructura, como los aeropuertos. Pero la semana pasada, Vlacke usó un lenguaje bastante fuerte e inusual.

En su carta de disculpa, Valcke explicó que en francés la frase "se donner un coup de pied aux fesses" significa "apurar el paso". Desafortunadamente, la expresión se tradujo en portugués con su "significado más fuerte", dijo.

La traducción fue hecha literalmente.

También esta semana, una Comisión del Congreso aprobó un proyecto de ley que permitirá la venta de cerveza en los juegos, uno de los principales puntos de controversia con la FIFA. El proyecto aún necesita ser aprobada por ambas cámaras.