(CNNEspañol.com) - Donde el sol nunca llega, existe toda un sub-cultura artística en una de las ciudades más diversas del mundo: Nueva York.

En sus cientos de estaciones, un sin fin de músicos exponen su talento a través del único idioma universal: la música.