CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Una controvertida ley de inmigración “muere” en el senado de Mississippi

Por CNN en Español

(CNN) — Menos de un mes después de que la Cámara de Representantes de Mississippi aprobara una controvertida ley de migración, el proyecto murió esta semana en el Senado estatal.

La legislación permitiría que la policía revisara el estatus migratorio de las personas detenidas. Además, prohibiría a los indocumentados llevar a cabo cualquier “transacción de negocios”, incluida la renovación de licencias de conducir u obtener permisos para negocios.

Larua Hipp, vocera del teniente gobernador de Mississippi, Tate Reeves, dijo a CNN este viernes que “asuntos” de este proyecto “no surgieron hasta que la ley fue enviada al senado”.

Específicamente, la legislación se estancó en uno de los dos comités judiciales del senado.

Hob Bryan, presidente de ese comité, escuchó “las preocupaciones expresadas por el Consejo Económico de Mississippi, jefes de policía, condados y otras instancias sobre el potencial impacto económico que la ley tendría en los contribuyentes”, dijo Hipp.

Bryan, un demócrata, tomó en cuenta las preocupaciones de las partes cuando decidió detener el proyecto, de acuerdo con la vocera.

A mediados de marzo, la Cámara de Representantes de Mississippi, que al igual que el Senado es liderada por republicanos, aprobó la iniciativa por 70-47. Tanto Reeves como el gobernador Phil Bryant son también del partido Republicano.

Bryant apoyó la medida; dijo que creía que se había hecho poco en materia de políticas de inmigración y que era necesario aplicar medidas de control.

“Quizá es tiempo de mover el barco en Mississippi”, dijo el gobernador el mes pasado, rodeado de simpatizantes.

Aún así, el Sotuhern Poverty Law Center advirtió que demandaría al estado si aprobaba la ley.

“Solo porque el estado pueda aprobar eso, no significa que es una buena idea”, dijo la directora legal del centro, Mary Bower.

En las últimas semanas surgieron varios opositores del proyecto, por varias razones.

Alabama, estado vecino de Mississippi, tiene una de las leyes más estrictas en materia de inmigración en Estados Unidos. Una Corte de Apelaciones de EU con sede en Atlanta bloqueó temporalmente la aplicación de dos disposiciones de la legislación de inmigración en el estado: una que anulaba los contratos firmados por indocumentados y otra que prohibía a los inmigrantes sin papeles realizar trámites, incluida la licencia.

Alabama es uno de varios estados del sur, entre ellos Louisiana, Tennessee, Carolina del Sur y Georgia, que aprobaron leyes similares de inmigración al iniciar el año, a raíz de una polémica iniciativa aprobada en Arizona en el 2010.

Marcos Leggett, presidente de la Asociación Avícola de Mississippi, dijo que entendía las frustraciones de algunas personas con Washington sobre las políticas de inmigración. Sin embargo, consideró que los miembros de su organización ya hacen todo “lo que se requiere” cuando se trata de comprobar la ciudadanía de sus trabajadores.

“Mississippi no tiene que hacer lo que Alabama y Georgia han hecho”, dijo Leggett. “Eso tendría consecuencias negativas en la imagen del estado”.

Pero eso ya sucedió, según el sheriff del condado de Calhoun, Greg Pollan.

“Hablé con un agricultor (recientemente) y ya estaba sintiendo los efectos, porque los trabajadores ya están asustados”, dijo el sheriff antes de que la legislación muriera en el comité del Senado.

Durante este periodo no pueden presentarse nuevas iniciativas, pero nada detiene a los políticos del estado a aprobar una legislación similar en el futuro.

El teniente gobernador “cree que necesitamos hacer algo para librarnos de los inmigrantes ilegales en el estado”, de acuerdo con Hipp.

Aún así, por ahora, eso podría significar enfocarse en influenciar a los legisladores en Washington, más que en Jackson, Mississippi.

“(Reeves) seguirá comunicándose con la delegación de nuestro congreso sobre la importancia de proteger nuestras fronteras a nivel federal, donde hay mucha de la responsabilidad”, dijo Hipp.