El juicio al asesino de Noruega vuelve a abrir el debate sobre los videojuegos violentos
El juego de acción militar ‘Call of Duty: Modern Warfare 2’ vendió más de 10 millones de copias en su lanzamiento en 2009.

Por John D. Sutter, CNN

(CNN) – El llamado asesino de Noruega dijo el jueves que jugó videojuegos para entrenarse para el tiroteo en el que mató a 77 personas el verano pasado. En particular, Anders Behring Breivik dijo en su juicio que jugó Call of Duty: Modern Warfare 2 para practicar sus habilidades para disparar.

El homicida confeso también dijo que alguna vez jugó en internet World of Warcraft, un juego de rol que se puede jugar con varios otras personas alrededor del mundo incluso durante 16 horas al día.

Para las personas que han sospechado que hay algún vínculo entre los videojuegos violentos y la violencia en el mundo real, la declaración da nueva y pasmosa evidencia de por qué la industria de los videojuegos debería ser regulada con mayor rigurosidad.

Muchos jugadores y columnistas, no obstante, voltearon sus ojos y dijeron en conjunto: “otra vez lo mismo”.

¿Cuántas veces vamos a hacer esto?”, escribió Paul Tassi en un artículo de Forbes. “La idiotez  de culpar a los videojuegos por la masacre de Noriega. Ya se está volviendo absurdo”.

“El asesino de Noruega jugó World of Warcraft, lo que probablemente no significa nada”, declaró un titular en Time.com, compañía hermana de CNN.

El debate sobre si los juegos de disparos incitan a la violencia ha sido discutido por mucho tiempo tanto por el público como por la psicología clínica. Ese tipo de discusión tiende a aparecer cada vez que se revela que un asesino famoso jugó videojuegos.

Quizá el caso de estudio más memorable es la masacre de Columbine en Colorado en 1999, en el que los expertos especularon sobre la influencia del juego Doom en los adolescentes que perpetraron el crimen.

Y por años, la controversial serie Grand Theft Auto, en la que los jugadores pueden matar policías, ha sido objeto de críticas que dicen que hace ver bien a los criminales y que promueve la violencia. Los creadores del juego incluso fueron demandados por un abogado de un asesino de policías de Alabama, que aseguró que su cliente fue inspirado por el juego.

En últimas, parece que la ciencia debería juzgar si el hecho de jugar videojuegos violentos puede llevar a ser propenso a la violencia en el mundo real. Varios estudios recientes han presentado las dudas sobre el vínculo entre los videojuegos y la violencia, pero no hay respuesta definitiva.

En internet, varias voces defendieron el jueves a la industria de videojuegos. Aquí exponemos por puntos los argumentos generales.

Punto 1: Muchas personas juegan videojuegos y no matan gente

“¿Cuántos suscriptores tienen esos videojuegos? ¿Varios millones? Y sin embargo varios millones de nosotros no salimos a matar personas con un arma”, dijo una persona en mi página de Google+. “Es un argumento ridículo”, agregó.

Punto 1.5: Muchas personas que juegan FarmVille de hecho no hacen nada relacionado con granjas

Y aquí un punto relacionado: las personas que juegan otro tipo de videojuegos usualmente no (o nunca) hacen las cosas que hacen en los juegos. “Los juegos de disparos no crean asesinos en la vida real. Así como FarmVille no crea granjeros”, dijo otra persona en Google+.

Punto 2: El asesino confeso de Noruega tuvo otras influencias

“Si vemos las influencias y motivaciones de Breivik, deberíamos empezar por la xenofobia, el cristianismo fundamentalista y la ideología de ultraderecha antes de mencionar qué había en su Xbox”, dijo un comentarista en el artículo de CNN sobre el juicio.

Y esto dijo Lisa Smith en Google+: “¿Si no hubiera videojuegos o películas violentas, Breivik no hubiera escrito su manifiesto sobre su miedo irracional al Islam? No, ¿entonces si no hubiera podido ver noticias? Vaya, ahora tenemos que impedirle usar el internet, ¿eso sería suficiente?”.

Punto 3: Hay muchas formas de entrenarse para un tiroteo

Tomado de una columna de Forbes: “Digamos que sí usó Call of Duty para ayudar a entrenarse. ¿Y qué? Eso puede sonar insensible, pero digámonos la verdad, si fuéramos a un centro de práctica de tiro durante un año, un lugar que de hecho lo entrena a uno a dispararle a objetos en forma de personas con un arma real disparando balas reales, ¿estaríamos diciendo que los centros de tiro tienen la culpa?”.

“¿Los cerraríamos por temor a que alguien más pueda aprender a disparar un arma y matar a alguien? Algunos podrían querer hacerlo, pero serían atacados por los activistas defensores del derecho a la posesión de armas, que irónicamente también culparían a los juegos”.

Punto 3.5: Y de todas maneras, estos juegos serían pésimos para entrenar

“¿Cómo jugar World of Warcraft puede considerarse ‘entrenamiento’? A menos de que Breivik quisiera roba oro y armamento. También, Modern Warfare difícilmente es una herramienta de entrenamiento. Es muy lineal y poco realista”, dijo otra persona en Google+. “¿Podría ser que la serie Armed Assault, que simula más, sea más útil para crear una masacre?”.

Punto 4: Hay poca evidencia científica que sugiera que los videojuegos vuelven a la gente violenta

Tomado de Time.com: “La investigación más reciente, según al académico y colaborador de Time Christopher Ferguson, ‘no ha encontrado sobre que los niños que juegan videojuegos violentos sean más violentos que otros niños”.

En los estudios de Ferguson, recientemente publicados en Journal of Psychiatric Research, el investigador no encontró ‘ninguna relación de largo plazo entre los videojuegos violentos y la agresividad y violencia en adolescentes’. Y Ferguson hace referencia a otro estudio en niños alemanes, publicado en Media Psychology, que tampoco encontró relación entre el aumento en la agresividad y los videojuegos violentos”.

Punto 5: El asesino de Noriega aparentemente usó a World of Warcraft para esconder lo que hacía

Yo agrego este hecho: si uno busca el manifiesto que fue atribuido a Breivik, sólo encontrará unas pocas referencisa a World of Warcaft. Cuando menciona el juego, parece estar explicando que al decir que si uno lo juega todo el tiempo, puede lograr que los familiares y amigos dejen de preguntar uno qué está haciendo.

“Anúnciales a tus amigos cercanos, colegas y familiares que estás en un ‘proyecto’ que pueda justificar en parte tu nuevo ‘patrón de actividades’ (aislamientos/viajes) mientras estás en la fase de planeación”, dice el manifiesto. “Por ejemplo, diles que has empezado a jugar World of Warcraft o cualquier otro juego en línea y que deseas enfocarte en eso por los próximos meses o el próximo año. Este ‘nuevo proyecto’ puede justificar el aislamiento y las personas entenderán de alguna forma por qué no contestas sus llamadas”.