Un ataque suicida acentúa la violencia en Siria

(CNN) — Un ataque suicida en el vecindario de Damasco mató a nueve personas e hirió a una decena, reportaron medios estatales. Fue la segunda bomba que estalló en la capital de Siria este viernes.

Los ataques ocurren dos semanas después del intento por aplicar un plan de paz.

El atentado suicida ocurrió en el distrito de Midan, en Damasco, reportó la televisión estatal. La agencia estatal de noticias lo llamó un “atentado terrorista” que resultó en víctimas y heridos.

Antes, otra explosión ocurrió en la región industrial de la capital, según el Observatorio Sirio de Derechos Hunmanos. No estaba claro si había víctimas.

Un estallido más en la ciudad costera de Banias hirió a tres agentes de seguridad.

Mientras tanto, funcionarios de gobierno y opositores cruzan acusaciones sobre la escalada de violencia en medio del cese al fuego.

Frecuentemente, Siria culpa a “grupos terroristas armados” de la violencia que ha afectado al país por 13 meses.

Grupos de terroristas armados han violado el cese al fuego más de 1.300 veces desde que éste entro en vigor, dijo el ministro de Información a la Agencia Árabe Siria de Noticias (SANA, por sus siglas en inglés).

Las acusaciones del gobierno ocurren mientras grupos de oposición sostienen que han documentado cientos de muertes desde que los observadores del plan de paz de Naciones Unidas llegaron.

Al menos 462 personas han muerto desde el 16 de abril, cuando la misión comenzó, aseguraron este jueves los Comités de Coordinación Local, un grupo de la oposición. Entre las víctimas hay 34 niños.

"Los tiroteos violentos y las bombas en las ciudades sirias no se han detenido", informó la organización activista.

La comunidad internacional sostiene que Siria no ha cumplido su compromiso de retirar sus tropas y armas pesadas de los centros de población.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, expresó su frustración con el gobierno sirio este jueves, al decir que no ha cumplido los acuerdos. Ban está “alarmando por lo reportes de que la violencia y las muertes continúan”, señaló la Secretaría General a través de un comunicado.

Los monitores de la ONU han reportado numerosas violaciones al plan de paz de Kofi Annan, según Ban.

El plan pide que el gobierno del presidente Bachar al Asad y los opositores acaben con el derramamiento de sangre, permitan a grupos humanitarios tener acceso a la población, liberar a detenidos y comenzar un diálogo. Annan es el enviado a Siria de las Naciones Unidas y la Liga Árabe.

El Consejo de Seguridad de la ONU recientemente autorizó el envió de 300 monitores de Siria por 90 días. Pero para esta semana, solo había 13 en el país.

Annan ha dicho que el Ministerio del Extranjero sirio reportó que las armas pesadas y las tropas fueron retiradas de los centros poblados y que las operaciones militares terminaron.

Pero los reportes de bombardeos y combates continúan. Este jueves murieron al menos 35 personas, la mayoría en Deir Ezzor, según los Comités.

“Esto está entre los ataques más mortíferos, y es una prueba más de que el régimen de Asad no tiene intención de implementar el plan de Annan”, dijo Rafif Jouejati, vocero de la organización activista.

En un comunicado, Ban dijo que está “alarmado” por la violencia continua y las matanzas en Siria, incluidos los bombardeos en zonas residenciales.

El secretario general está “profundamente preocupado” porque las armas, el equipo militar y las tropas no han sido retiradas, dijo su oficina.

Ban urgió al gobierno y a la oposición a permitir que los observadores trabajen, a cesar la violencia armada y a retirar equipos militares tropas de zonas residenciales.

La violencia ha aumentado entre las fuerzas de Al Asad y los opositores, tras un combate de 13 meses que ha causado miles de muertes en medio de esfuerzos internacionales de establecer un acuerdo para la paz.

CNN no puede verificar de forma independiente la violencia y las muertes en Siria debido a que el gobierno ha restringido el acceso a los medios internacionales.

Naciones Unidas calcula que al menos 9.000 personas han muerto en el conflicto, mientras grupos de activistas calculan que son 11,000.

Mientras tanto, una delegación del movimiento opositor del Frente Popular Sirio por el Cambio y la Liberación se reunió con el ministro ruso de Relaciones Exteriores este jueves.

La reunión pretendía superar las diferencias entre opositores y gobierno, e impulsar el diálogo, dijo el ministro Sergey Lavrov.

Mohamed Fadel Fahmy, Arwa Damon, Amir Ahmed, Hamdi Alkhshali y Joe Sterling contribuyeron con este reporte