Cómo administrar y ganar dinero con tus datos en línea

(CNN) — Es una verdad de la era moderna digital: Si usas un servicio gratuito de la red, no eres el cliente. Probablemente seas el producto.

Los sitios que visitamos, los videos que vemos, las compras que realizamos y los artículos que premiamos con un Me gusta en Facebook o un +1 en Google+, todo eso y otras cosas más, eventualmente se fusionan en una serie de conjuntos de datos que permiten que muchas de las compañías más populares de la red nos conozcan mejor.

Y los usan para ganar miles de millones de dólares.

Pero, ¿qué pasa si los usuarios de la red pudieran recuperar sus datos en línea y sus beneficios, o incluso obtener una ganancia con ellos?

Eso es lo que un grupo de empresas nuevas quiere que suceda. Estas compañías dicen que en lugar de regalar los datos a los gigantes de tecnología quienes los analizan y los utilizan para la publicidad dirigida, los usuarios podrían obtener algo en retorno.

“Creo que lo que sucede ahora es que, finalmente la gente está consciente de cómo se utilizan sus datos”, dice Shane Green, CEO de una compañía llamada Personal. “Y en el futuro, simplemente no van a regalar sus cosas”.

Con Personal, los usuarios pueden importar datos de sitios como Facebook y LinkedIn y la información de su historial de navegación en la red y compras para asegurarlas en una bodega de datos. A partir de aquí, pueden añadir casi cualquier cosa que quieran, desde contraseñas de la computadora a información médica hasta los contactos de emergencia para la niñera.

Una función incluso permite que las personas ingresen información de identificación como los números de seguridad social, y reciben la promesa de que nunca tendrán que volver a perder tiempo llenando un formato en línea nuevamente.

A partir de ahí, deciden con quién quieren compartir su información, ya sea con la niñera que mencionamos anteriormente o con los compañeros de trabajo o los familiares.

Pero Green ve un futuro en donde podrán elegir compartir la información de una manera más pública, a cambio de dinero o de otros beneficios.

Por ejemplo, si alguien busca en diversos sitios para poder comprar un modelo y marca de automóvil en particular, pueden elegir hacerlo público. Los concesionarios de automóviles que usan el sitio, teóricamente podrían enviar acuerdos y ofertas dirigidas.

“Nos gustaría verlo como una especie de filtro (…) en donde puedas tener y manejar las mejores ofertas, los mejores descuentos —o incluso obtener una compensación directa— por la oportunidad de conocerme de esta manera”, dice.

Puede parecer fascinante. Pero, ¿no es esta una manera de invitar correos basura?

“(Eso) no podría estar más lejos de la visión que tenemos”, dice Green. “El modelo que va a surgir es uno en donde la gente, en un entorno mucho más seguro y controlado, permita que parte de su información se filtre y decida qué tipo de personas, pueden si acaso, contactarlos. Y cuando lo hagan, no conocerán su identidad”.

Datos gratuitos y ganancias millonarias

El problema, por lo menos hasta el momento, es que las compañías importantes de la red como Google y Facebook ya obtienen gratuitamente una gran cantidad de esos datos.

“Todavía no llega la mejor aplicación”, dijo William Hoffman, quien trabaja en un estudio de datos para el Foro Económico Mundial, al periódico New York Times. Pero eso podría cambiar pronto.

“Estoy dispuesto a apostar a que en los siguientes doce meses, pasará algo grande”, dijo.

La compañía de Jason Cavnar, Singly, no tiene como objetivo que un día los usuarios obtengan un pago directo. De hecho, dice, ni siquiera tiene que pelear con el modelo actual de manejo de datos de la red.

“El precio por utilizar los sitios gratuitos de la red no debe ser nuestra privacidad. Pero hasta que no haya soluciones en el mercado, no veo que cambie esa tendencia”, dice. “En realidad lo que hacemos se trata más de hacer que los datos que se crean sean útiles”.

Al igual que Personal, Singly permite que los usuarios reúnan todos sus datos en un solo lugar a través de un servicio de almacenamiento de datos. (El Proyecto Locker es un esfuerzo en desarrollo de fuente abierta que permite que los desarrolladores lo cambien y mejoren).

Pero lo que Singly se ha propuesto es permitirle a los desarrolladores crear aplicaciones híperpersonalizadas que podrían utilizar esa información.

“Intentamos crear un nuevo empuje para la creatividad, un nuevo impulso para las experiencias”, dice. “Empezamos a ver el potencial de las aplicaciones personales, pero no hay suficientes de ese tipo”.

“Queremos garantizar que el creador tenga menos que un reto de ingeniería para hacer que tus datos personales sean increíbles”.

Green empezó Personal en 2009. En ese momento, dice, sus amigos en la industria de tecnología le dijeron que era una locura, que nunca iba a convencer a muchas personas para que se preocuparan por cómo se utilizaban sus datos en línea.

Tres años después, y sólo una semana de titulares cuentan una historia diferente. Los miembros del Congreso de Estados Unidos y decenas de procuradores estatales cuestionaron públicamente la nueva política de privacidad de Google, la cual extrae los datos de muchos de sus productos hacia el perfil del usuario.

El presidente Barack Obama dio a conocer un proyecto de ley para los derechos en línea que tiene como objetivo proteger la privacidad de los usuarios en la red y afirma que el siguiente paso podría ser la legislación.

Y en Facebook, que tampoco es ajeno a la controversia por los datos compartidos, algunos usuarios apoyan un cambio en la función de Biografía porque temen que pueda facilitar demasiado que otras personas encuentren su actividad pasada.

“Creo que ahora es el momento perfecto”, dice Green. “Creo que para las compañías como la de nosotros hay una tormenta totalmente perfecta”.

Para los usuarios de la red de más edad, dijo, el temor siempre fue que alguien los rastreara en línea y pudiera hacer algo dañino con la información. Ahora, generalmente los usuarios están molestos por el hecho de que se ganan miles de millones de dólares con la información que ellos regalan.

“Ya ni siquiera se trata sólo del dinero”, dice. “Se trata del principios. Creo que es el tema principal en la que la gente se encuentra ahora”.