Strauss-Kahn es investigado por una supuesta violación en grupo

(CNN) — Fiscales franceses han ampliado una investigación sobre la supuesta participación del exdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, en una red de prostitución.

Las autoridades informaron este lunes que la policía de Lille abrirá una investigación preliminar sobre actos que supuestamente sucedieron en Washington, que se cree podría constituir una violación en grupo.

“Tras la decisión de los magistrados de instrucción, que están a cargo del asunto conocido como el affair Carlton, tienen razón para creer con lo que respecta a los eventos que supuestamente ocurrieron en Washington entre el 15 y el 18 de diciembre de 2010, que hay sospecha de violación en grupo”, según un comunicado de la oficina del fiscal de Lille.

Los abogados de Strauss-Kahn no han respondido a llamados de CNN a pronunciarse sobre los cargos.

El diario francés Liberation reportó a principios de mes que las acusaciones surgieron de declaraciones realizadas por dos mujeres descritas como acompañantes, que fueron entrevistadas por la policía de Bélgica como parte de una investigación sobre una supuesta red de prostitución que operaba en el hotel Carlton, de Lille, cerca de la frontera con Bélgica.

De acuerdo con la versión del diario sobre las declaraciones, las mujeres dijeron que estuvieron acompañadas por dos socios de Strauss-Kahn durante una visita a Washington, donde se hospedaron en el hotel W.

Una de ellas alega que Strauss-Kahn utilizó la fuerza contra ella durante un encuentro sexual en el hotel, a pesar de su oposición.

El diario no especificó como obtuvo las declaraciones, y CNN no pudo confirmar de forma independiente el reporte.

El Departamento de Policía de Washington informó que no se reportó ningún asalto sexual en el hotel durante esas fechas.

Los abogados de Strauss-Kahn en Lille y Nueva York declinaron comentar sobre el reporte del diario.

En un comunicado emitido por sus abogados a Agence France Presse (AFP), Strauss-Kahn negó las acusaciones.

Strauss-Kahn "absolutamente niega haber cometido el más mínimo acto de violencia de cualquier naturaleza", dijeron sus abogados Henri Leclerc, Frederique Baulieu y Richard Malka luego de publicarse el reporte en el diario.

“Las declaraciones hechas por esas mujeres son contradictorias”, se afirmó en el comunicado. Según su posicionamiento, el testimonio de las mujeres fue dado a conocer en un “tiempo oportuno”, solo antes de la segunda ronda de la elección presidencial francesa.

La investigación sobre prostitución continúa con varios alegatos contra Strauss-Kahn, quien no ha sido encontrado culpable de ningún crimen.

Strauss-Kahn ha sido formalmente advertido por las autoridades francesas de que está bajo investigación por "proxenetismo agravado" con relación a la investigación sobre prostitución y ha sido puesto en libertad bajo una fianza de 100.000 euros. Él se ha defendido al afirmar que no sabía que a las mujeres jóvenes en las fiestas a las que asistió se les pagaba para tener relaciones sexuales.

Uno de los escándalos sexuales torpedeó su carrera por la presidencia francesa este año, lo cual lo hizo renunciar al más alto cargo en el FMI después del incidente de mayo de 2011, en el que una camarera de un hotel de Nueva York lo acusó de asalto sexual y intento de violación, algo que él negó.

El caso finalmente se vino abajo después que los fiscales decidieron que no podían estar seguros acerca de la credibilidad de la presunta víctima, a pesar de que la evidencia forense mostró que había ocurrido un encuentro sexual.

Nafissatou Diallo presentó una demanda civil contra el exjefe del FMI. Esta semana, un juez de Nueva York rechazó que Strauss-Kahn tuviera inmunidad diplomática.

Strauss-Kahn también enfrentó a acusaciones de intento de violación de una joven escritora francesa. Tristane Banon presentó una denuncia, alegando que fue víctima de un ataque en 2003, a pesar de que el caso no podía ser llevado a juicio por limitaciones legales. Él negó las acusaciones y desde entonces ha presentado una contrademanda en Francia, alegando calumnia.

Tim Lister, Stephanie Halasz, Carol Cratty y Susan Candiotti contribuyeron con este reporte