CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Hermano de niña desaparecida hace casi 30 años le exige al Vaticano investigar el caso

Por CNNEspañol Sebastián Jiménez Valencia

Por Livia Borghese, para CNN

ROMA, Italia (CNN) – Piero Orlandi, hermano de una niña italiana que lleva desaparecida desde 1983 le exigió al Vaticano realizar una investigación al respecto durante una marcha a Plaza de San Pedro en la que cientos de manifestantes portaron imágenes de la menor.

La protesta ocurre un día después de que el fiscal italiano Giancarlo Capaldo le aseguró a CNN que un sacerdote que tenía a su cargo una iglesia en Roma se encuentra bajo investigación como sospechoso de complicidad en la desaparición de Emanuela Orlandi.

Monseñor Piero Vergari, exrector de la iglesia de Sant’Apollinaire, es investigado junto con cuatro miembros de un grupo criminal, detalló Capaldo.

Vergari, quien dejó su puesto en 1991, no respondió a un correo electrónico de CNN solicitando una declaración.

“Queremos que el Vaticano abra una investigación seria del caso”, aseguró Piero Orlandi, hermano de la menor desaparecida.

La manifestación de este domingo es el último intento para llegar al fondo de uno de los misterios más longevos de Roma, la desaparición de Emanuela Orlandi, hija de un empleado del Vaticano.

Orlandi, de entonces 15 años, fue vista por última vez en su lección de flauta en una escuela de música ubicada en los terrenos de Sant’Apollinare, la tarde del 22 de junio de 1983.

El caso ha generado teorías de conspiración contra diversos actores, desde la mafia italiana hasta el mismo Vaticano.

Un exorcista del Vaticano, el reverendo Gabriele Amorth, le dijo a CNN que sospechaba que la chica había sido secuestrada con fines sexuales. “La investigación debería ser realizada dentro del Vaticano, no afuera”, dijo.

A principios de mayo, actuando tras una denuncia anónima, la policía abrió la cripta de un jefe de la mafia en la iglesia de Sant’Apollinaire en busca de los restos de la menor.

El Vaticano dio a los investigadores un permiso especial para abrir la tumba de Enrico Renatino De Pedis, luego de una llamada telefónica hecha en el 2005 a un programa de televisión, que aseguraba que la verdad sería encontrada allí.

Los investigadores hallaron docenas de cajas de metal, todas conteniendo huesos, dentro de la cripta que tenía los restos de De Pedis. La mayoría probablemente tienen cientos de años de antigüedad, pero una fuente cercana a la investigación aseguró que algunas son mucho más recientes.

Corroborar la edad de los restos será “un trabajo largo, de semanas o meses”, informó la fuente, que pidió no ser nombrada porque no tiene autorización para dirigirse a la prensa. “Es como un rompecabezas de huesos”.

Los seguidores de la familia Orlandi corearon “verdad, verdad” en la Plaza de San Pedro este domingo. Algunos usaron bandas en la cabeza parecidas a la que Orlandi usaba en una de sus fotos más reproducidas, mientras otros sostuvieron globos blancos y pancartas.

El Palazzo del Campidoglio de Roma mostró un póster gigante de la niña desaparecida este domingo. Un exalcalde de Roma expresó su esperanza de que el Vaticano colaborará más en la investigación.

“La actitud del Vaticano ha cambiado, son más cooperativos”, aseguró el excalcalde Walter Veltroni, quien es cercano a la familia Orlandi.

Veltroni hizo un llamado para que cualquiera que conozca la verdad dé un paso al frente.

“Estoy seguro de que hay mucha gente en Roma que sabe y puede ayudar a descubrir la verdad”, dijo. “Es tiempo de que hablen”.