Los visitantes a  Estados Unidos descubren que conseguir visas toma menos tiempo

Por Jill Dougherty

(CNN) - La demanda de  visas para visitar Estados Unidos está creciendo, pero obtener una ha significado para muchos extranjeros grandes y frustrantes esperas por el tiempo que tardan en conseguir una entrevista con un funcionario y por su procesamiento.

El Departamento de Estado reconoce que en el pasado ha tenido grandes dificultades para poder responder a tiempo con los pedidos, pero este año ha logrado mejorar sus procedimientos y afirma que ha cosechado algunas victorias.

Funcionarios consulares en China -en la embajada de Estados Unidos en Beijing y funcionarios generales del consulado en Chengdu, Guangzahou, Shanghai y Shenyang- acaban de llegar a la cifra récord de un millón de visas, procesando más de 1 millón de solicitudes para turistas en el año fiscal 2012. Además han podido reducir el tiempo de espera para la cita de entrevista en aproximadamente una semana.

El jueves, cuando CNN visitó el sitio de Internet travel.state.gov, en la categoría “Espera para la Visas” descubrió que la espera era de 3 días.

El pedido de un millón de visas significó un incremento 43% comparado al mismo periodo el año pasado, cuando el Departamento de Estado procesó  más del 675.000 solicitudes para ciudadanos chinos.

El Departamento de Estado dice que incrementó su personal, mejoró el flujo de trabajo, implementó un programa piloto para remover el requerimiento de una entrevista personal en ciertas instancias e hizo algunos otros cambios y procedimientos “sin comprometer la seguridad fronteriza”.

La demanda de visas para visitar Estados Unidos también está creciendo en Brasil. Ahí, personal del consulado procesó casi 44% más de solicitudes de visa en el 2012 que la misma época el año pasado.

China y México son las únicas dos misiones diplomáticas que procesan más de un millón de solicitudes de visas por año, pero el Departamento de Estado dice que Brasil está a punto de convertirse en el próximo país en alcanzar esa cantidad.

Lograr que haya cada vez más visas que caigan en las manos de turistas internacionales  y estudiantes significa más dinero para la industria del turismo de Estados Unidos. La Casa Blanca dice que el año pasado el gasto internacional en viajes a Estados Unidos y productos y servicios relacionados con el turismo llegó a un récord de 153 mil millones de dólares, un incremento de 8,1% con respecto al 2010.