Por Gustavo Valdés, CNN

(CNNEspañol.com) – Para muchos, un tatuaje es una manera de expresarse utilizando su cuerpo como un lienzo, pero el tipo de arte que se elige para decorar su piel pudiera impedirle ingresar a Estados Unidos.

Abogados de inmigración reportan un aumento en el número de personas cuyas visas han sido negadas porque sus tatuajes están asociados con grupos criminales.

El Departamento de Estado dice que, aunque un tatuaje en si no es el único factor para negar una visa, los funcionarios consulares si los revisan y los comparan con diseños que tienen vínculos con pandillas o carteles.

Marco Silva, detective de la unidad anti-pandillas del condado de Gwinnett en Georgia, dice que los tatuajes deben ser investigados para precisar si una imagen, como la de la virgen de Guadalupe, es solo una muestra de devoción o tiene mensajes escondidos.

Silva añadió que en ocasiones, escondido entre los cabellos de la virgen, se encuentran palabras o símbolos que los criminales, y la policía, utilizan para identificar su afiliación criminal.