CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) — En el mensaje con motivo de su sexto y último Informe de Gobierno, el presidente Felipe Calderón señaló que el combate a la delincuencia ha sido el reto más "desafiante" de su mandato, defendió la estrategia de seguridad adoptada desde 2006 y afirmó que, a pesar de las críticas que ha recibido, "el Estado debe seguir combatiendo con fuerza al crimen".

"Proteger a los mexicanos de la criminalidad ha sido para mi gobierno un imperativo legal, político y moral (…) un imperativo categórico", dijo el mandatario mexicano este lunes en el Palacio Nacional.

A tres meses de terminar su gestión, el 1 de diciembre, Calderón señaló que cuando asumió el cargo el crimen había llegado a una "dinámica perversa", que definió como "una evolución del fenómeno delictivo" y una "involución de las instituciones" de seguridad.

"Desde hace más de una década comenzaron a darse cambios de fondo en el comportamiento de la criminalidad y de las instituciones encargadas de combatirla. Nuestro país dejó de ser uno de mero tránsito de droga para convertirse también, y por desgracia, en un país de consumo", dijo.

 ARTÍCULO COMPLETO EN CNNMÉXICO.COM