El enviado de la ONU llega a Turquía para mitigar tensiones con Siria

(CNN) — El enviado de la ONU y la Liga Árabe para Siria visita Turquía este sábado para entablar las conversaciones para calmar las tensiones diplomáticas entre Damasco y Ankara.

La llegada de Lakhdar Brahimi ocurre en medio de una creciente preocupación porque la guerra civil de Siria se extienda a países vecinos y desestabilice la región.

Se espera que el funcionario se reúna con el ministro de Relaciones Exteriores, Ahmet Davutoglu, y posiblemente con el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, informó la agencia semioficial de noticias turca, Anadolu.

Aún no se sabe a qué hora serán los encuentros.

Su visita sigue a reportes de que Turquía usó aviones de combate F-16 para forzar a un avión sirio proveniente de Moscú y con destino a Damasco a aterrizar en Ankara, donde lo registró en busca de armas.

El primer ministro dijo que Turquía confiscó los suministros militares "que viajaban de la agencia rusa que exporta municiones para armas y suministros militares al Ministerio de Defensa sirio".

Rusia y Siria niegan esa versión. El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia dijo que el material incautado es equipo de radar y no armas.

Desde el incidente, Turquía ordenó el desvío de sus aviones civiles para evitar el uso del espacio aéreo sirio, bajo el argumento de que es inseguro.

Este conflicto sigue al bombardeo transfronterizo por parte de Siria que hace dos semanas dejó cinco civiles muertos en un pueblo fronterizo de Turquía, que respondió con ataques en contra de instalaciones militares sirias.

Hace dos años, Siria y Turquía disfrutaban de buenas relaciones bilaterales. Los vecinos eliminaron las visas para sus ciudadanos y el comercio transfronterizo estaba en auge.

Pero la diplomacia rompió meses después del inicio del levantamiento sirio. En marzo pasado, Turquía cerró su embajada en Damasco y el gobierno sirio declaró al embajador turco, Omer Onhon, como persona non grata.

Erdogan ha denunciado al presidente sirio Bachar al Asad y ha pedido públicamente su renuncia, tras acusarlo de masacrar a su propia gente. El gobierno sirio, por su parte, señala que Turquía arma y financia a los rebeldes sirios.

Periodistas de CNN han sido testigos de que armas ligeras en forma de rifles de asalto, granadas propulsadas por cohetes y ametralladoras procedentes de Turquía están en manos de los rebeldes sirios.

Turquía alberga más de 93.000 refugiados sirios en campamentos. Funcionarios de ese país estiman un adicional no oficial de 40,000 a 50,000 personas fuera de esos lugares.

Los rebeldes y las fuerzas del gobierno disputan base militar

Las fuerzas de al Asad mataron a "decenas" de rebeldes este sábado en una batalla cerca de una base militar en el pueblo sirio de Tal Abayad, ubicado al norte y cerca de la frontera turca, reportó la televisión estatal de Siria.

Los rebeldes han luchado contra las tropas del gobierno en las últimas semanas en un intento por tomar el control de la base, el objetivo del ataque turco de hace dos semanas.

En tanto, la oposición reportó que 22 combatientes rebeldes resultaron heridos en un ataque aéreo del gobierno, que trató de irrumpir en un campamento militar en la  provincia de Idlib, también cerca de la frontera con Turquía, informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres.

Se estima que 30,000 personas han muerto en enfrentamientos en Siria desde marzo de 2011, cuando manifestantes contra el gobierno salieron a las calles para pedir una reforma política. La brutal represión de al Asad contra los manifestantes generó un conflicto armado.

Hamdi Alkhshali y Chelsea J. Carter contribuyeron con este reporte