Italia, Reino Unido y Grecia confirman muertes de sus ciudadanos en Nigeria
Una imagen que presuntamente muestra miembros del grupo islamista nigeriano Boko Haram en octubre de 2010.

Por Matt Smith, CNN

(CNN) — Reino Unido, Italia y Grecia confirmaron que los rehenes de sus países están entre los sete trabajadores de construcción que habrían muerto en Nigeria el fin de semana.

“Fue un acto de asesinato a sangre fría, que condeno en los más fuertes términos”, dijo el secretario de Exteriores británico William Hague en un comunicado al anunciar que un trabajador británico estaba entre los muertos.

El grupo militante nigeriano Ansar Al Muslimeen se adjudicó la responsabilidad de los secuestros de febrero de siete trabajadores de construcción de una oficina en el noreste de Nigeria. El grupo, ampliamente conocido como Ansaru, divulgó imágenes de algunos de los cuerpos el sábado.

El Ministerio de Exteriores de Italia dijo el domingo que el reporte de las muertes parece ser cierto. Grecia dijo que uno de sus ciudadanos está entre los muertos, y que sus captores “no se comunicaron ni expresaron demandas para la liberación de los rehenes”.

Ansaru culpó las muertes por una operación conjunta de los ejércitos de Nigeria y Reino Unido que buscaba rescatar. Sin directamente referirse a la acusación, Hague dijo: “la responsabilidad por este trágico resultado recae directamente en los terroristas”.

Estoy agradecido con el gobierno nigeriano por su ayuda y cooperación incondicionales”, dijo. “Estamos absolutamente determinados a trabajar con ellos y capturar a los responsables con este hecho atroz y a combatir el terrorismo que arruina la vida de las personas en el norte de Nigeria y en la región”.

Algunos de los rehenes eran de Líbano, cuyo gobierno no ha comentado los reportes de las muertes.

Los sete secuestrados fueron raptados de una oficina de la firma libanesa de construcción Setraco en el noreste de Nigeria el 18 de febrero. Al reportar la autoría del secuestro Ansaru dijo que los había capturado debido a “transgresión y atrocidades” contra el Islam en Afganistán, Malí y otros lugares.

La filial de Setraco en Nigeria participa en un proyectos de construcción de grandes carreteras en el norte de Nigeria.

Funcionarios estadounidenses dicen que Ansaru es una rama del grupo islamista Boko Haram, que las autoridades nigerianas dicen que está detrás de una ola de homicidios y secuestros en el país. Boko Hakam —cuyo nombre significa “La educación occidental es un sacrilegio”— ha asesinado a más de 2.800 personas en una creciente campaña para imponer las estrictas leyes musulmanas en el norte de Nigeria (predominantemente musulmán), según Human Rights Watch.

Ansaru antes se había adjudicado la responsabilidad por el secuestro en diciembre de un ciudadano francés cerca de la frontera con Níger y por un ataque en una prisión en Abuja en noviembre.

Hada Messia en Rome y Per Nyberg en Londres contribuyeron en este informe.