Extraen del mar un bombardero alemán de la Segunda Guerra Mundial

Por Brad Lendon, CNN

(CNN) - Un avión bombardero de la Segunda Guerra Mundial, quizá el último de su tipo, fue recuperado del fondo del Canal de la Mancha y será restaurado para ser exhibido en un museo británico.

“Fue sacado y ahora está seguro en la barcaza y en una sola pieza”, le dijo a BBC Ajay Srivastava, vocero del Museo de la Real Fuerza Aérea Británica de Londres, conocido como RAF.

La Real Fuerza Aérea derribó al Dornier Do-17 de la Luftwaffe alemana el 26 de agosto de 1940m durante la Batalla de Inglaterra. Fue uno de los 1.500 construidos en Alemania y el último del que se sepa su existencia, según el Museo RAF.

Alemania usó más de 400 Dornier durante la Batalla de Inglaterra, y 200 de esos fueron derribados. La mayoría de naves destruidas fueron fundidos y reciclados para hacer aviones y armamentos para Reino Unido, de acuerdo al museo.

El avión fue afectado en una batalla con la Real Fuerza Aérea Británica cuando intentaba atacar los campos aéreos en Essex, dijo el museo. El piloto aterrizó de panza sobre Goodwin Sands en el canal frente a Kent, y el avión se hundió a una profundidad de 15 metros de agua. El piloto y otro tripulante que sobrevivieron al choque fueron tomados prisioneros y enviados a campos de prisioneros de guerra en Canadá, dijo el museo. Otros dos tripulantes murieron.

El avión permaneció bajo el suelo del Canal de la Mancha hasta que buzos lo vieron en 2008.

“La aeronave está en condiciones excepcionales, considerando los eventos en su caída además de los efectos de pasar tantos años bajo el agua”, dice el sitio web del museo. “Aparte de la concreción marina está intacto en gran parte, los neumáticos del tren de aterrizaje siguen infladas y las hélices claramente muestran el daño causado durante el aterrizaje final”.

El museo luego invirtió casi un millón de dólares para sacar el avión y lanzar un proyecto de restauración.

“El descubrimiento del Dornier tiene importancia nacional e internacional. El avión es único y un sobreviviente sin precedentes de la Batalla de Inglaterra. Es particularmente significativo porque, como avión bombardero, hizo parte central del ataque de la Luftwaffe”, dijo Peter Dye, director general del Museo RAF.

“El Dornier proporcionará una exhibición evocativa y conmovedora que le permitirá al museo presentar una versión más amplia de la Batalla de Inglaterra y destacar los sacrificios hechos por jóvenes de varias fuerzas aéreas y naciones”, dijo Dye.

Una vez el avión esté en tierra, será bañado en una solución de ácido cítrico para detener la corrosión, el primer paso en un proceso de restauración que se espera tome dos años.

El avión luego será expuesto en el Museo RAF en el norte de Londres.