CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

Las fuerzas de Afganistán asumen formalmente el control del país

Por CNN en Español

Por Ed Payne y Kyle Almond

(CNN) — Las fuerzas afganas asumieron formalmente este martes la seguridad del país asolado por la violencia, control que había estado a cargo de las tropas dirigidas por la OTAN. Esta transición es la más importante en una guerra tan larga y costosa en la historia de Estados Unidos.

“Ustedes son los hijos y guardianes de este país y es su responsabilidad protegerlo”, dijo el presidente afgano, Hamid Karzai, a las tropas en una ceremonia de entrega en Kabul. “Deseo una paz a largo plazo en Afganistán”.

El jefe de la OTAN dijo que los afganos están ahora a cargo.

“El principal esfuerzo de nuestras fuerzas cambia del combate al apoyo. Vamos a seguir ayudando a las tropas afganas en las operaciones, si es necesario, pero ya no hay un plan para ejecutar o realizar estas operaciones”, dijo el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen en la ceremonia.

“A finales de 2014, nuestra misión de combate concluirá”, agregó Rasmussen.

Con la entrega, las fuerzas estadounidenses y de la coalición toman un papel de respaldo y las Fuerzas de Seguridad Nacional Afganas —tan cuestionadas por su preparación y compromiso— manejarán la seguridad en la nación conflictiva.

“Las fuerzas afganas están tomando la iniciativa en materia de seguridad… y merecen todo el apoyo del pueblo afgano”, dijo Rasmussen.

Durante su discurso del Estado de la Nación en enero pasado, el presidente Barack Obama señaló que 34.000 soldados estadounidenses, más de la mitad de los 66.000 que están en Afganistán, volverán a casa en los próximos años y la guerra en Afganistán habría terminado a finales de 2014.

El régimen de los talibanes en Afganistán refugió a la red terrorista al Qaeda cuando lanzó los ataques terroristas contra Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001. Al mes siguiente, Estados Unidos lideró las operaciones militares que llevaron a la caída del gobierno talibán.

Desde entonces, las fuerzas internacionales han estado luchando contra militantes radicales islámicos en Afganistán y el vecino Pakistán.