Apple conspiró para aumentar los precios de los e-books

Nueva York (CNNMoney) - Apple conspiró para aumentar los precios de los libros electrónicos (e-books), según el fallo de una juez juez federal de Estados Unidos anunciado este miércoles.

Las editoriales implicadas - Simon & Schuster, Hachette Book Group, Penguin Group, Macmillan y HarperCollins - llegaron acuerdo y no fueron a juicio. Apple se mantuvo y el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó una demanda civil antimonopolio contra la compañía en 2012.

Las autoridades sostienen que Apple y las editoriales participaron en una "conspiración" para aliarse contra Amazon y fijar los precios de los libros electrónicos, y que Apple lideró el acuerdo.

La jueza de distrito Denise Cote llegó a esta conclusión después de escuchar argumentos durante tres semanas el mes de junio.

"Apple no sólo se unió a la conspiración sino también la propició vigorosamente", dijo la jueza Cote. "La conspiración para fijar los precios no hubiera tenido éxito sin el aliento y la participación activa de Apple", agregó.

En respuesta al fallo, Apple dijo que lo único que hace es dar a los consumidores otras opciones en el mercado de libros electrónicos, "rompiendo el monopolio de Amazon en la industria editorial".

"Apple no conspiró para fijar los precios, y seguiremos luchando contra estas falsas acusaciones", dijo Tom Neumayr, vocero de Apple. "hemos hecho nada malo y apelaremos la decisión de la jueza".

Las editoriales odiaban la estructura de precios con descuento de Amazon, bajo la cual la tienda online fijaba los precios para los libros. Apple vendía muchos de sus títulos por 9,99 dólares cada uno, un precio que las editoriales consideraban demasiado bajo.

Apple se lanzó al mercado de los libros digitales en 2010 con el lanzamiento del iPad y es entonces cuando, según la demanda, las editoriales vieron una salida a los precios "de mayoreo" de Amazon. Apple ofreció a las cinco editoriales un "modelo de agencia" en el que las empresas fijaban sus propios precios y la compañía de computadoras se llevaba un 30% de los beneficios.

Ojo argumenta que sus tácticas de negociación no eran muy diferentes a las de Amazon. También dijo que nunca tuvo intención de conspirar con las editoriales y que
éstas serán las únicas entidades con poder de aumentar los precios

La jueza no aceptó esos argumentos.

"No sirve como defensa de una participación en una conspiración ilegal para fijar precios el insinuar que otros también lo hicieron" escribió su fallo.

Cote dijo que programará una audiencia para hablar de posibles indemnizaciones mientras que Apple probablemente apelará el fallo.