CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Video

“Mandela regresará a casa”, afirma el expresidente Thabo Mbeki

Por Juan Andrés Muñoz

(CNN) — Thabo Mbeki, quien fue sucesor de Nelson Mandela como presidente de Sudáfrica hace 14 años, dice que el expresidente enfermo se recuperará.

“Sé que los médicos que trabajan con él son muy buenas personas, muy buenos médicos y estoy muy seguro, estoy seguro de que un día de estos, Madiba regresará a casa”, dijo Mbeki durante este fin de semana, llamando a Mandela por su nombre de clan.

Mandela, de 94 años y considerado el padre fundador de la democracia moderna de Sudáfrica, está hospitalizado en Pretoria desde el 8 de junio por una infección pulmonar recurrente, un legado tras sus años de prisión bajo el régimen de segregación racial del apartheid, ya desaparecido en su país.

Mbeki fue el segundo presidente sudafricano en la era post-apartheid. Mbeki sirvió entre 1999 y 2008, después de que Mandela saliera de la cárcel en 1990 y se convirtiera en el primer presidente negro de la nación cuatro años más tarde. Jacob Zuma es el actual mandatario.

“Lo que el gobierno ha estado diciendo es que su estado es crítico, pero estable. Eso es correcto. Pero creo que tenemos que añadir que, efectivamente, su salud está mejorando. La atención médica que está recibiendo es excelente y, como digo, estoy bastante seguro de que uno de estos días los médicos estarán de acuerdo en que él pueda irse y quedarse en casa en lugar del hospital. Ciertamente, esa es nuestra esperanza y nuestro deseo, pero creo que eso es lo que va a pasar “, dijo Mbeki.

Mandela se convirtió en una figura internacional, tras soportar 27 años de prisión por luchar contra el apartheid, el sistema de segregación racial de Sudáfrica impuesto por la minoría blanca que gobernaba.

Un documento de la corte publicado recientemente reveló que la salud de Mandela había disminuido tan drásticamente el 26 de junio que su familia estaba considerando la posibilidad de quitarle el respirador artificial. Al día siguiente, sin embargo, el presidente Zuma anunció que la condición de Mandela mejoraba de “crítico” a “crítico, pero estable”.