CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

El hombre sin memoria: veterano de la Marina de EE.UU. se despierta y sólo habla sueco

Por CNN en Español

Por Elizabeth Landau, Per Nyberg y William Hudson

(CNN) — Michael Boatwright se bajó del vuelo de Los Ángeles a Suecia y abrazó a una mujer desconocida como si fueran viejos amigos.

Lo eran. Ambos habían salido por una corta temporada en la década de 1980.

Sin embargo, Boatwright no recuerda nada de eso.

El marino estadounidense de 61 años nacido en Florida, Estados Unidos, se despertó en un hospital en California a principios de este año hablando solamente en sueco.

Había vivido en Suecia por temporadas en los últimos 20 años. Y ahora, se encontraba en el aeropuerto de Goteborg Landvetter, en donde esta vieja amiga, Ewa Espling, planeaba ayudarlo a mejorarse en su país.

“Tan sólo quiero poder vivir una vida normal y espero poder recuperar la memoria”, dijo Boatwright el martes.

A Boatwright se le diagnosticó amnesia disociativa, una afección siquiátrica normalmente asociada a un evento traumático. Dice no tener memoria de su pasado.

La policía lo encontró inconsciente en un Motel 6 en el sur de California en febrero.

Ewa Espling y Michael Boatwright, con amnesia disociativa, se reunieron el martes en Suecia.

El martes, Boatwright recordó que, al despertar en el hospital este año, se vio en el espejo y comenzó a llorar. No reconoció la cara que veía en el espejo.

Cuando los médicos intentaron hablarle, pensó que su nombre era Johan Ek y que era sueco. No sabía por qué tenía cinco raquetas de tenis en su habitación de hotel.

Fue tratado en el Desert Regional Medical Center en Palm Springs. El hospital le dio el alta y lo envió al Roy’s Desert Resource Center, en donde pasó las últimas dos semanas.

El Departamento para la Salud Mental del Condado de Riverside le compró un billete de un solo viaje a Gothenburg luego que Boatwright dejara claro que quiere vivir en Suecia.

Boatwright dijo el martes que agradece toda la ayuda que ha recibido.

Boatwright dijo que en los Estados Unidos se sentía como un extraño en su país porque no hablaba el idioma: el inglés.

En Suecia se siente seguro y más tranquilo y cree que podrá comenzar a reconstruir su vida.

“Creo que es la mejor solución para Michael, porque no puede hablar en inglés”, dijo Espling. “Para recuperarse por completo, creo que necesita estar en donde se sienta seguro y comprenda lo que pasa a su alrededor”.

Antes del martes, Espling y Boatwright no se habían visto desde 1984.

Espling ha conseguido un sitio para que Boatwright viva en Suecia. Dijo que intentará ayudarlo todo cuanto le sea posible mientras él trabaja en la reconstrucción de su vida.

“Tendrá un hogar el tiempo que lo necesite”, dijo.

Identificó a Boatwright en un artículo de un periódico sueco este año.

Los ex novios Espling y Boatwright no se habían visto desde 1984.

“Michael me preguntó, ‘¿Por qué haces esto por mí?’ Porque sé que Michael haría lo mismo por mí. Si me hubiera encontrado en el periódico. Este es un hombre muy bueno con un gran corazón”, dijo Espling.

En una entrevista exclusiva con CNN este mes, Boatwright dijo que sufre de pesadillas recurrentes, demasiado perturbadoras como para describirlas.

Boatwright dijo que le agrada vivir en Suecia y que desea comenzar a trabajar una vez recupere la memoria. Boatwright dijo que le agrada vivir en Suecia y quiere comenzar a trabajar en cuanto recupere la memoria.

Boatwright comparó su vida con una pizarra en blanco.

“Además de la muerte, esto es probablemente lo peor que te podría pasar”, dijo.

Sin embargo, pequeños recuerdos comienzan a volver. Recientemente, la canción sueca “Sol, vind och vatten” (” Sol, viento y agua”) se le vino a la cabeza repetidamente todo el día. No tenía idea de dónde la recordaba.

No recuerda experiencias que haya compartido con Espling durante la década de 1980, pero permanecen algunos recuerdos emocionales.

Cuando se le preguntó qué siente por Espling, respondió, “siento afecto”.